Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El catedrático Carlos Paris dimite como miembro del Comité Central del PCE

El catedrático Carlos Paris, responsable de Cultura en el Partido Comunista, ha presentado su dimisión del cargo y como miembro del Comité Central del PCE, en una carta dirigida al secretario general del partido, Santiago Carrillo. En ella dice que desgraciadamente no se ha conseguido arbitrar una operación política de síntesis y armonización capaz de asumir la compleja realidad del partido".

"En el PCE", afirma, "ha faltado flexibilidad y apertura para afrontar los problemas en la dirección. Se ha querido salvar la unidad del partido por la vía disciplinaria". Las consecuencias, dice Paris en su carta, han sido la disminución de militantes y de la imagen del partido en la sociedad. La última reunión del Comité Central fue una buena oportunidad para una autocrítica en profundidad, para el contraste de puntos de vista y para arbitrar medidas que pudieran levantar el partido, en opinión del hasta ahora responsable de Cultura del PCE. Sin embargo, dice, ha sido una oportunidad frustrada: "el debate sereno ha sido sustituido por la crispación y la discusión suplantada por el enfrentamiento, que en ocasiones llegó a la violencia verbal. Se ha dado una congelación de los problemas, más que un avance de los mismos".Se espera que el PCE celebre una nueva reunión de su máximo órgano -a la que probablemente ya no asistirá Carlos Paris- a comienzos del mes de julio, si bien la fecha no ha sido aún oficialmente anunciada.

Vázquez Montalbán: "Mi renuncia es irrevocable"

Por otra parte, la dirección del PSUC ha optado por considerar que la dimisión de Rafael Ribó como miembro del comité ejecutivo de dicho partido "queda sobre la mesa del Comité Central", mientras que ni confirma ni desmiente la del escritor,Manuel Vázquez Montalbán, informa nuestro corresponsal, Enric Canais.Sin embargo, ambos dirigentes comunistas indicaron a este diario que sus dimisiones no serían reconsideradas. "Es irrevocable", aseguró Vázquiez Montalbán, "en el sentido más literal del término".

Rafael Ribó y Manuel Vázquez Montalbán han dimitido por encontrarse en desacuerdo con la actitud del PSUC en la última reunión del Comité Central del PCE, que significó la continuidad de Santiago Carrillo en la secretaría general.

Según Rafael Ribó, el error de no hacer valer la fuerza del PSUC en el conjunto del PCE se viene repitiendo desde junio de 1977, "cuando los resultados electorales demostraron la fuerza del PSUC. Entonces Podría haberse iniciado un proceso renovador y el PSUC habría jugado un papel importante".

"Los cambios en la dirección del PCE deben hacerse ahora, y no tras las elecciones", señaló Ribó, "puesto que el campo político comunista no debe ir reduciéndose progresivamente a los creyentes comunistas, sino al espacio político potencial. Esto no puede hacerse con propuestas políticas no creíbles, métodos de dirección burocratizados y administrativistas y un equipo de dirección ligado al pasado".

Sin relación alguna con estas dimisiones, varios dirigentes y militantes del PSUC, adscritos a la rorriente leninista, preparan la creación de una fundación o centro sobre el leninismo, para intentar un reagrupamiento en torno a dicha opción.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 25 de junio de 1982