Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El capitán Pitarch no pudo intervenir en un programa de RNE

El capitán de Caballería José Luis Pitarch, que disfruta actualmente de una licencia de dos meses para asuntos propios, no pudo participar en el programa de Radio Nacional De costa a costa porque su presencia fue desaconsejada al director de la emisora, Alfonso Gros, por el responsable del Centro de Relaciones Informativas y Sociales de la Defensa (CRISDE), general Antonio Rodríguez Toquero.Al parecer, cuando el capitán Pitarch se presentó en el edificio madrileño de RNE 1 para participar, según estaba previsto, en el mencionado programa -que versaba sobre la guerra- el director de Radio Uno le advirtió de que su presencia había sido desaconsejada por el general Toquero, el cual había enviado al capitán de Caballería Jorge Ortega para que le sustituyera en dicho programa. El capitán Pitarch replicó que tal orden vulneraba la libertad de expresión reconocida por la Constitución y que, en todo caso, no tenía por qué aceptarla, ya que no le venía dada por su superior y que sólo aceptaría no hablar en caso de que el citado director se lo prohibiese. Adolfo Gros le indicó que él no vetaba su presencia, sino que le transmitía las órdenes del general Toquero, pues según le habían dicho "él, que es militar, lo entenderá".

Cuando el capitán Pitarch, como punto final a esta discusión con el director de Radio Uno, manifestó su firme decision de participar, quedaban quince minutos de emisión, siendo informado por los responsables técnicos del mismo que no era posible la interrupción del programa para que se produjera su intervención. Adolfo Gros, según ha informado a EL PAÍS, reiteró al capitán Pitarch que si creía una añagaza la imposibilidad por motivos técnicos de su intervención en el programa, estaba dispuesto a interrumpirlo, pese a todo, para que interviniera, razonamiento con el que aquél pareció convencido, segun el director de RNE 1. Sin embargo, el capitán Pitarch sospecha que la discusión fue un táctica dilatoria, no comprendiendo la imposibilidad técnica de su entrada en el programa.

Según informó Adolfo Gros, a su dirección había llegado la orden del general Toquero de que no interviniera Pitarch en el programa y cuando se puso en contacto con el coronel Carlos Conejero, adscrito también al CRISDE, para reiterarle que los micrófonos de Radio Nacional están abiertos a todos los españoles no anticonstitucionales, el citado coronel le dijo que retransmitiera sus órdenes al mencionado capitán. El capitán Ortega, perteneciente también al CRISDE, informó a EL PAÍS que la dirección de Radio Nacional había llamado al citado organismo militar consultándole si les parecía oportuna la intervención del- capitán Pitarch o proponían otro miembro de las FFAA. Según la misma versión, el responsable del CRISDE desaconsejó la presencia del capitán Pitarch, por su mayor alejamiento de los temas de Defensa y su situación personal de licencia, sugiriendo la presencia única, por considerar excesiva la de dos capitanes, del capitán Jorge Ortega, más capacitado según el citado organismo para intervenir en tal programa, en virtud de su mayor entronque con Defensa y su mayor hábito de acceder a los medios de comunicación social.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 14 de mayo de 1982