Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Manuel Benito pidió su relevo en el Comité del Mundial-82

Manuel Benito, secretario general del Comité Organizador del Mundial-82, pidió ayer, por escrito, a su presidente, Raimundo Saporta, y al de la Federación Española, Pablo Porta, que gestionen el relevo de su cargo ante el Ministerio de Cultura, organismo al que correspondió su nombramiento. Pablo Porta solicitó a Manuel Benito un plazo de 48 horas para resolver el grave problema que origina su decisión, cuando restan menos de dos meses para que se inicie el campeonato. Manuel Benito ha sido claro en sus planteamientos: él o Raimundo Saporta y Anselmo López, vicepresidente del Comité Organizador del Mundial-82. El plazo de 48 horas a que ha accedido Manuel Benito finaliza esta noche.

El secretario general del Comité Organizador del Mundial-82, al que el presidente de la Federación Española ha rogado no realice declaración alguna a los medios informativos, ha pedido ser relevado de su cargo, al considerar que no puede realizar con normalidad sus funciones, mientras Raimundo Saporta y Anselmo López se interfieran en su trabajo y sus competencias como lo han hecho en los últimos meses. Manuel Benito, desde hace un par de meses, ha sido relegado en sus funciones ejecutivas a la de mero espectador y oyente.Fue entonces cuando los jefes de área del Comité Organizador del Mundial-82 recibieron por escrito la orden de despachar con Raimundo Saporta y Anselmo López. En estos despachos se permitiría la presencia de Manuel Benito. De esta forma se le arrebató su poder ejecutivo. En estos despachos, por otro lado, participó activamente Alberto Herreras, que fue jugador de baloncesto del Real Madrid y del equipo nacional y director de la empresa de consulting que se encargó del seguimiento y proyecto de las obras de los campos del Mundial-82. Alberto Herreras trabaja en el Cultural-82 y se le considera el brazo derecho de Raimundo Saporta, que le ha nombrado asesor del presidente del Comité Organizador.

En los primeros días de marzo se celebró en el domicilio de Anselmo López una cena a la que, además del vicepresidente del Comité Organizador, asistieron Raimundo Saporta, Pablo Porta, Manuel Benito y Agustín Domínguez, secretario general de la Federación Española. El acuerdo y el compromiso a que llegaron, llamado el pacto de Puerta de Hierro, fue que Raimundo Saporta se dedicara exclusivamente al Cultural-82, lo que se justificó con la declaración que este realizó después del sorteo del campeonato, de que, a partir de entonces, pasaba el balón a la Federación. Este compromiso se mantuvo sólo cinco días.

El pasado fin de semana, Manuel Benito se reunió con los jefes de área del Comité Organizador en un pueblo de la sierra de Madrid, para celebrar conjuntamente sesiones de trabajo y ultimar la organización del Campeonato. Manuel Benito recibió uno de esos días una llamada telefónica de Anselmo López para ordenarle que el pasado lunes no viajase a Zurich, para asistir a una reunión del consorcio mundial de televisiones. Manuel Benito llegó a colgar el telefóno y, sin autorización de Raimundo Saporta y Anselmo López, pero con el consentimiento de Pablo Porta, el secretario general del Comité Organizador viajó a Zurich. En esta ciudad recibió notificación de algunos de sus subordinados de que Raimundo Saporta, con fecha 19, ordenó depositar en la mesa del despacho de Manuel Benito una comunicación escrita por la que le citaba para las cuatro y media de la tarde de ayer para fijar los nuevos planes de trabajo del Comité. Manuel Benito, al tener conocimiento de este escrito, se encerró en la habitación de su hotel en Zurich y decidió que lo más conveniente era dimitir. El martes por la tarde concluyó sus reuniones en Zurich y Manuel Benito anunció a los reunidos la decisión que tenía adoptada: su dimisión, y así se despidió de ellos.

Manuel Benito, al regresar ayer a su despacho del Comité Organizador, en el mismo escrito que le envió Raimundo Saporta redactó su solicitud de que se gestionase su relevo del cargo en el Ministerio de Cultura. Raimundo Saporta tuvo conocimiento de este escrito ayer por la mañana. Pablo Porta conoció la decisión de Manuel Benito el martes por la noche y fue entonces cuando le rogó le concediese 48 horas de plazo para solucionar el grave problema planteado.

Pablo Porta, Raimundo Saporta, Anselmo López y Agustín Domínguez cenarán esta noche juntos para intentar solucionar el problema originado. El presidente de la Federación Española se entrevistará hoy en Madrid con los máximos dirigentes del deporte nacional, la ministra de Cultura y el Director General de Deportes para encontrar una solución el conflicto creado en la organización del campeonato cuando quedan menos de dos meses para su inicio. Manuel Benito ha sido claro en sus planteamientos. Continuará en su cargo si Raimundo Saporta y Anselmo López se comprometen por escrito a no interferir y restar su labor ejecutiva. Sustituir a Manuel Benito a estas alturas resulta muy complicado, como también la fórmula para prescindir de Raimundo Saporta y Anselmo López.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 22 de abril de 1982

Más información

  • Esta noche lo decidirán Porta, Saporta, Anselmo López y Agustín Domínguez