Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tres países colaboran en la búsqueda de Mark Thatcher, perdido en el Sahara cuando participaba en el "rally" París-Dakar

La búsqueda de Mark Thatcher, el hijo de la primera ministra británica, desaparecido el viernes en el desierto del Sáhara durante el rally París-Dákar en el que participaba, se intensificó ayer con la decisión del ministro de Defensa francés, Charles Hernu, de enviar tres de sus aviones desde Senegal para colaborar con los aparatos de las Fuerzas Aéreas Argelinas que intentan localizarte y con la llegada a Argel de su padre Dennis Thatcher. Margaret Thatcher no pudo retener sus lágrimas ayer cuando fue preguntada a su llegada a un hotel londinense sobre las noticias que tenía de su hijo. La última noticia confirmada sobre el paradero de Mark data del viernes, cuando un motociclista le vio acompañado de su copiloto, la francesa Charlotte Verney, a bordo de su 'Peugeot 504' blanco, que había sufrido una avería en su eje posterior.

Ayer llegaron noticias no confirmadas de que un grupo de beduinos les había visto en el desierto del Sáhara. Se cree que el hijo de la primera ministra está perdido a unos 1.500 kilómetros de Argel, cerca de la frontera con Malí. Otras fuentes indicaron que habían sido encontrados dos de los tres participantes dados como desaparecidos. Además de Mark Thatcher y de su copiloto tampoco ha aparecido su mecánico. Margaret Thatcher canceló ayer por la tarde la recepción al ministro húngaro de Asuntos Exteriores, Frigyes Puja, ante la incertidumbre de la situación.Anoche, funcionario de la embajada británica en Argel recibieron informaciones de que Mark y su equipo habían sido encontrados en la frontera con Malí, pero la búsqueda proseguía dado que las noticias no parecían ser ciertas.

El rally París -Dakar -sobre una distancia aproximada de 10.000 kilómetros- es uno de los más duros del mundo. Sin embargo, uno de sus organizadores, Thierry Sabine, señaló que todos los corredores -automovilistas y motoristas- llevan suficientes provisiones y agua para sobrevivir durante varios días sin ayuda exterior. El clima ahora en el Sáhara, que deben cruzar por Argelia hasta internarse en Malí, en direción a Senegambia, no es el más duro del año, por lo que la situación es inquietante, pero no angustiosa. El único medio de contacto que les queda a los que se hallan perdidos o tirados en el desierto es un espejo -con el que atraer la atención de los aviones o helicópteros.

Dennis Thatcher partió en la mañana de ayer de Londres a bordo de un avión particular que le había prestado un amigo y llegó a Argel para dirigirse posteriormente a Tamanrasset, pequeño pueblo a unos 150 kilómetros de donde se supone puede estar su hijo. Desde allí, ayudará a coordinar la búsqueda de Mark, a la que ya se han dedicado cientos de tropas y munerosos aviones y helicópteros. Desde su residencia oficial, en el número 10 de Downing Street, Margaret Thatcher se mantiene en contacto permanente con los organizadores del rally y las autoridades argelinas.

En la prueba de este año, que comenzó en París el 1 de enero, han muerto ya dos personas en sendos accidentes: un motorista holandés y un periodista francés. Veronique Anquetil, una motorista francesa que chocó contra un árbol perdiendo el conocimiento, se dio cuenta al recobrarse de que no podía utilizar ya su vehículo, pues otros participantes lo habían desmantelado para llevarse las piezas de recambio.

Piloto "muy competente".

Mark Thatcher tiene veintiocho años de edad, y ha sido descrito por Colin Cook, el director deportivo de Talbot, que intentó promocionar algunas de sus actividades, como un piloto "muy competente", pero esta es su primera prueba en el desierto. Mark estudió para piloto de carreras en la escuela de Brands Hatch. En 1979, con un Ford Escort entre las manos, se estrelló en el circuito de Mallory Park, Leicestershire, siendo rescatado sin heridas de su coche en llamas. En 1980 participó en las 24 Horas de Le Mans, donde después de algunas vueltas, se estrelló. Algunas semanas después, se clasificó en segundo puesto en las 24 Horas de Suetterton.El hijo de la primera ministra ha protagonizado algunas polémicas en su país. Graduado en contabilidad, trabaja en una empresa de consulting internacional, pero también se dedica a promover diversos productos, a dos de los cuales -una revista erótica y una marca de -preservativos- tuvo que renunciar ante las presiones de la opinión pública. También ha pasado modelos de ropa y anunciado whisky en la televisión japonesa. Con los japoneses mantiene contactos como promotor de productos, siendo criticado por su falta de patriotismo al no anunciar productos británicos. Ha dicho que le gusta "la buena comida, las chicas, los relojes Rolex y la seda china". Una amiga suya ha dicho que sobrevivirá "porque es británico". La reina Isabel envió ayer un mensaje a Margaret Thatcher monstrándole su inquietud por el caso.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 14 de enero de 1982

Más información

  • La primera ministra británica lloró ayer en público y canceló una recepción