Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La crisis en Unión de Centro Democrático

Resolución del ejecutivo centrista sobre la presidencia del partido

Esta es la resolución del Comité Ejecutivo de UCD por la que la presidencia del partido y la del Gobierno coinciden en la misma persona:«El Comité Ejecutivo Nacional:

- Considera que la actual crisis por la que atraviesa UCD tiene unas causas muy complejas, no susceptibles de simplificación, que podrían afectar al concepto, ideología y espacio político del partido.

- Estima imprescindible mantener el modelo de un partido unitario y descentralizado, adaptado al Estado de las autonomías, de raíz popular, interclasista, integrador y con vocación de reforma y modernización de la sociedad española.

- Valora positivamente la gestión de la presidencia y secretaría general del partido y el apoyo que ambas y los órganos colegiados han venido prestando regularmente a la acción del Gobierno.

- Juzga imprescindible mantener la estabilidad política y superar la crisis que, manifestada en el grupo parlamentario, podría cornprometer la actuación del Ejecutivo.

- Reafirma el carácter de UCD como opción diferenciada de la izquierda y de la derecha y reitera la necesidad de acatar por todos la resolución del consejo político aprobada el pasado septiembre, así como evitar la existencia de tendencias organizadas contrarias a la legalidad estatutaria que el partido se ha dado a sí mismo.

- Se ratifica en su criterio de que el Gobierno debe agotar el plazo constitucional de la legislatura y acuerda continuar apoyando, como hasta el presente, la acción del Ejecutivo. El Comité Ejecutivo Nacional, habiendo tenido conocimiento de la renuncia presentada por el presidente del partido, Agustín Rodríguez Sahagún, y tornando en consideración las razones de oportunidad que derivan de la crisis por la que atraviesa UCD, estima conveniente la unión personal de la presidencia del partido y del Gobierno. El Comité Ejecutivo Nacional, al mismo tiempo, condena los comentarios y las informaciones tendenciosas, contrarias a la dignidad y al honor de algunos dirigentes de UCD».

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 14 de noviembre de 1981