Boskov insiste con Carcelén ante el Valencia

Boskov vuelve a confiar en Carcelén para el partido de esta noche ante el Valencia, El temor al buen juego de Solsona y Arnessen es lo que decide al entrenador madridista a dejar en el banquillo a García Hernández, jugador de excelente rendimiento ofensivo y muy querido por el público. El Valencia llegó ayer con sus internacionales Tendillo y Saura lesionados, pero con la confianza de que puedan jugar. Pasieguito estaba molesto con Santamaría por haber hecho jugar al central el partido contra Luxemburgo casi completo.

La baja de Del Bosque, que se mantiene, pues el jugador sufre unas molestias musculares en las piernas cuyo origen no se ha detectado plenamente, plantea de nuevo a Boskov la elección entre Carcelén y García Hernández. Otra posibilidad sería la de adelantar a Gallego a la media y volver a dar entrada a García Navajas como libero, pero Gallego ha jugado muy bien los últimos partidos en la defensa y prefiere no moverlo de ahí. La elección de Carcelén, que parece definitiva, aunque quizá pudiera cambiar de criterio a última hora, la justifica el entrenador por la necesidad de sujetar en el medio campo a Solsona y Arnessen. Stielike, bajo de forma y algo tocado, no le inspira la suficiente confianza para esa tarea, y por ello escoge a Carcelén para, como Angel, realizar tarea de marcaje en el medio campo.Eso deja al Madrid sin un jugador de mando y control en la media. Ausente Del Bosque, Gallego y García Hernández son los únicos jugadores de la plantilla capaces de realizar esa labor de llevar la manija, como se dice en Argentina. García Hernández garantiza además potencia y precisión de disparo y capacidad para el remate de cabeza, y es un hombre que entusiasma al público. Boskov admite que su decisión de sacar a Carcelén es impopular, pero, explica: «Lo que quiero es que ganemos el partido, no alinear a los que pide el público». En la delantera vuelve Ito, a quien Boskov prefiere en los partidos de casa, mientras que suele decidirse por Isidro en los de fuera.

El Valencia tiene tocados a Tendillo y Saura. El central jugó con una muslera el partido contra Luxemburgo, porque ya sufría molestias por un golpe. Pasieguito no entiende cómo Santamaría le hizo jugar el partido completo: «No veo la necesidad de que jugase todo el partido. Nosotros no negamos nunca a nuestros jugadores, y a mi ni se me ocurrió comentarle nada a Santamaría, pero no entiendo que, viéndole algo resentido, y tratándose de un partido amistoso y fácil, le hiciera jugar el partido completo. Lo de Saura es otra cosa. Tuvo un golpe y eso le puede pasar a cualquiera. Pero Tendillo está peor ahora que el miércoles antes del partido». Si faltara Tendillo, Castellanos bajaría a la defensa y Subirats entraría en la media. La baja de Saura también podría ser cubierta por Subirats, y si coinciden los dos, cosa que Pasieguito no espera, echaría mano de Ribes.

Arnessen, mediocampista danés, y Weltzl, goleador austriaco, son las dos novedades de este Valencia. El danés está jugando francamente bien, y hace del Valencia un equipo de poder ofensivo, a lo que también contribuye el excelente momento de Pablo. El negativo con el que llega el Valencia quizá sea engañoso, porque su fútbol da para más. Hasta ahora ha perdido en Osasuna (2- 1) y Zaragoza (2-0). En casa le cedió un empate al Español (1-1) y ganó al Valladolid (3-0)y Athlétic de Bilbao (40).

El encuentro se adelanta a hoy debido a que tanto el Madrid como el Valencia disputarán, el próximo miércoles, partidos de ida correspondientes a la segunda eliminatoria de la Copa de la UEFA. El equipo madridista se enfrentará en su campo al conjunto de la República Democrática Alemana del Carl Zeiss Jena. Por su parte, el Valencia jugará contra el Boavista de Oporto. Los dos equipos pretenden jugar frente a estos rivales con sus mejores formaciones. En el Real Madrid sorprende en cierto modo la presencia de Ito ante el Valencia, cuando no lo podrá hacer frente al Carl Zeiss Jena, al estar sancionado.

Las entradas están entre 300 pesetas, de pie, y 1.700, tribuna. El Madrid comienza a estar preocupado por las bajas taquillas que ha ingresado hasta ahora. Para el de hoy no hay, por el memento, un ambiente que presagie el lleno.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS