Seis detenidos como consecuencia de una intervención de la grúa municipal

Seis personas permanecieron retenidas en una comisaría madrileña durante once horas, después de que se enfrentaran a los agentes de la Policía Municipal que intentaban retirar un vehículo mal aparcado. El abogado del propietario del vehículo, el doctor Carlos Prieto, contra quien también fue formulada denuncia, hubo también de declarar ante la policía.El incidente comenzó cuando la esposa del doctor Carlos Prieto observó desde una ventana de su casa cómo la grúa procedía a llevarse el vehículo de su marido, situado parcialmente sobre un paso de cebra. Al bajar el médico a la calle y comunicar a los agentes que su esposa se encuentra en puertas de dar a luz, por lo que precisaba del vehículo, los municipales le comunicaron que tenían orden de embargo por multas impagadas, a lo que el médico replicó que estaba dispuesto a saldarlas todas, incluída la correspondiente a la intervención de la grúa. Carlos Prieto reclamó entonces la orden judicial correspondiente, pero un agente se limitó a decir que cerrase la puerta del vehículo y se fuese. El médico se negó y, en cambio, se subió al coche.

Numerosas personas que se encontraban en el lugar fueron tomando progresivamente partido por el médico. Al poco se personó en el lugar el abogado del doctor, daría Martínez Ferrando, quien exigió la orden judicial. Tras la llegada de otros coches municipales y de la Policía Nacional, sus ocupantes empezaron a empujar a la gente hacia las aceras. Como consecuencia de la tensión que se produjo, hubo forcejeos y seis personas fueron detenidas, acusadas de insultar a la fuerza pública. El médico propietario del coche y su abogado se encontraron con ellos en la comisaría de la calle de Rey Francíseo y lograron que les dejasen en libertad a las seis de la mañana.

El abogado manifestó posteriormente que ha interpuesto denuncia contra los policías municipales y que se propone llegar hasta las últimas consecuencias. Por su parte, el delegado de la Policía Municipal, Rafael Vera, ha defendido el comportamiento de los agentes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 14 de septiembre de 1981.

Se adhiere a los criterios de