_
_
_
_
_

Tres nietas de Howard Hughes, declaradas herederas de parte de su fortuna

Un tribunal de la ciudad de Houston, en el Estado norteamericano de Tejas, estableció el pasado sábado las tres últimas herederas legítimas del multimillonario Howard Hughes, que al morir había dejado una fortuna estimada en 2.000 millones de dólares. Más de quinientas personas se disputaban la fabulosa herencia o parte de ella con alegaciones de parentesco directo con el pionero de la aeronáutica. Según estima el gran jurado que durante diez días estudió el caso, Barbara Cameron, de 56 años; Christine Roberts, de 57, y Elspeth de Pould, también de 56, nietas del último tío de Howard Hughes, el autor Rupert, recibirán el 16% de la herencia.

El jurado decidió aceptar como legítimas a estas tres mujeres a pesar de las acusaciones presentadas al tribunal que entiende del caso por algunos aspirantes a la fortuna y en las que se señalaba que la madre de éstas no era efectivamente hija de Rupert Hughes, ya que éste era estéril. Un miembro del jurado manifestó, sin embargo, que varios documentos y una biblia familiar persuadió a los componentes del mismo de que Elspeth Hughes era hija legítima de Rupert y de su primera esposa, Agnes. Hasta el momento, los tribunales tejanos han declarado herederos del multimillonario a veinte personas, que se repartirán algo más del 82% de la fortuna que éste tenía cuando murió en un accidente de aviación, en 1976, mientras se trasladaba en una avioneta particular desde Acapulco, en México, hasta Houston para someterse a un reconocimiento médico. Hughes llevaba ya en esas fechas muchos años retirado y sin aparecer en público.

En un juicio celebrado durante el pasado mes de julio fueron declarados herederos por parte materna otras dieciséis personas, que accederán a un 61,5% de la fortuna. Avis McIntyte, hija de la segunda esposa de Rupert, recibirá, por su parte, otro 4,75%. Aunque ya está prácticamente dilucidado adónde irán a parar los 2.000 millones de dólares dejados por el propietario del emporio Hughes, los beneficiarios tardarán bastante tiempo en recibir el dinero, ya que aún faltan por resolver diversos aspectos legales, tales como determinar qué Estado, California, Nevada, Delaware o Tejas, tiene derecho a cobrar los impuestos que gravan sobre la fortuna. Según algunas fuentes, cualquiera de los cuatro Estados, probablemente el último, podría recibir unos cíen millones de dólares en concepto de impuestos.

Entre las quinientas demandas presentadas para conseguir la herencia, se encontraba la del Instituto Médico Howard Hughes, que intentó probar en repetidas ocasiones que el millonario era partidario de dejar toda su fortuna a esta organización. Pero la demanda fue desestimada por un juez. Tampoco prosperó la presentada por la actriz Terry Moore, que en la actualidad cuenta 52 años, veinticuatro menos que Hughes si viviera aún. La actriz sostenía que se había casado con él en 1949 y que de su matrimonio había nacido un hijo que murió poco después. Además de éstas, los tribunales de Houston han estudiado también las reclamaciones de otras dos mujeres que afirman haberse casado con Hughes.

Para establecer los herederos del millonario, el juez Pat Gregory había preparado la causa dividida en varias partes. Tras determinar que no existían descendientes directos del fallecido, los tribunales estudiaron las demandas de los presuntos familiares por las partes materna y paterna de Hughes. Ahora le llega el turno al estudio de los Estados que pugnan por cobrar los impuestos que gravan sobre la fortuna de¡ extraño Hughes, pionero de la aeronáutica y productor cinematográfico entre otros muchos negocios.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_