Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Oscar Alzaga: "No pretendemos crear una tendencia organizada dentro de UCD"

«Las manifestaciones de Agustín Rodríguez Sahagún, en el sentido de que es evidente que con este tema de la Plataforma Moderada se trata de la construcción de una tendencia organizada, no se ajustan en nada a la realidad», manifestó ayer Oscar Alzaga, principal cerebro de la constitución de una corriente en el seno del partido, cuyos miembros enviaron el martes al presidente de UCD una carta en tal sentido. Fuentes de toda solvencia de la Plataforma han indicado que en absoluto es su intención escindirse ni tampoco creen que la dirección del partido les lleve ante el comité de disciplina.

Los firmantes de la carta insisten en que no se trata de crear un grupo organizado dentro de UCD, prohibido por los estatutos, sino de «impulsar una corriente de opinión, para vitalizar la conexión con amplias zonas de nuestro electorado y asegurar el cumplimiento de aspectos fundamentales de nuestra oferta electoral de 1979», según Alzaga.Para el líder democristiano de UCD, «las corrientes de opinión existen en todos los partidos modernos, con independencia de su estructura interna, porque es algo consustancial con un partido genuinamente democrático». La Plataforma, en este sentido, está especialmente interesada en distinguir el concepto corriente de opinión de la idea de tendencia organizada, diferenciada principalmente en que estas últimas tienen derecho a órganos de gobierno propios, cobran cuotas Y tienen órganos de expresión diferenciados.

Miembros de la Plataforma aseguran que no está en sus planes, de ningn modo, la idea de una escisión, sino la de adquirir unos perfiles de identidad propios dentro de UCD que les permitan cultivar una parcela de la base social centrista que, a juicio de ellos, está abandonada en su totalidad por el aparato del partido, que permanece impasible ante la continua pérdida de apoyo popular.

Frente a ello, UCD debería establecer cauces de diálogo con todos los sectores sociales que les dieron su apoyo, y uno de ellos, integrado por profesionales liberales y clases medias moderadas, es el que la Plataforma piensa que debe cultivar, pero todo ello sin romper el partido. "Cada vez que te sales de la ortodoxia, te excomulgan no por lo que defiendes, sino acusándote de escisión», indicaron las fuentes citadas.

Preguntado sobre cuál sería exactamente el carácter de la opción política de la Plataforma, Oscar Alzaga afirmó: «No nos hemos definido como conservadores, porque, aunque pensemos que hay valores y situaciones a conservar y defender en esta sociedad, somos igualmente conscientes de que hay múltiples realidades que no son mantenibles».

«Por eso», añadió, «estamos a favor del cambio, pero muchos buenos centristas somos partidarios de seguir una estrategia realista y no seudoprogresista, que damos en llamar moderada».

La hora de la clarificación

En cualquier caso, la generalidad de las fuentes centristas consultadas estiman que ha llegado la hora definitiva de la clarificación del partido. Así, en la corriente socialdemócrata se piensa que en la actual situación no puede recomenzarse la actividad política en septiembre, y que la dirección del partido debe asumir la tarea de encontrar una solución.

Francisco Fernández Ordóñez, principal líder de este grupo, manifestó ayer a EL PAIS que «se pone sobre la mesa, una vez más, la clarificación política del partido, que es un tema urgente, porque lo importante es saber en qué partido estamos», y añadió que «por supuesto, la carta de la Plataforma no nos va a mover a los socialdemócratas ni un centímetro de las posiciones que venimos defendiendo y vamos a seguir defendiendo».

Por su parte, el liberal Ignacio Camuñas dijo que, a su juicio, la intención de los firmantes de la carta no es contribuir a la división de UCD, sino que se trata de replantear la realidad auténtica del pluralismo del partido. Para Camuñas, UCD debe articular y reconocer los sectores que, en base a posiciones ideológicas, proporcionan la fuerza necesaria para que haya auténtica vida política.

Otras fuentes indican que la dirección centrista ha reaccionado con notable nerviosismo ante la aparición de la tendencia moderada. En este sentido se interpretan las noticias según las cuales el comité de disciplina podría ocuparse próximamente del asunto. El secretario general del partido, Rafael Calvo, se entrevistó ayer tarde con el secretario del comité de disciplina de UCD, José Miguel Bravo de Laguna, aunque la secretaría de información indicó que el comité no ha sido convocado.

Sin embargo, los miembros de la Plataforma creen que se está utilizando al comité corno amenaza, sobre todo para cortar posibles adhesiones de otros parlamentarios, y estiman que es poco probable que denuncien a los 39 firmantes.

Sobre esta posibilldad, Oscar Alzaga indicó que «resulta preocupante que cada vez que surge un esfuerzo renovador en el seno del partido, que intenta conectar con la sociedad, todo lo que se le ocurre a la burocracia del partido es rasgarse las vestiduras y desempolvar el comité de disciplina. La democracia en los partidos políticos no se construye a base de tribunales de la Inquisición».

En el peor de los casos, los miembros de la Plataforma han subrayado que es muy importante el apoyo que en su carl a expresan a Calvo Sotelo, el cual estará garantízado pase lo que pase. Asimismo recordaron que los parlamentarios no están sometidos a ni ás mandato que el de los electores.

Suárez pide unidad

Por otra parte, la agencia Efe informó ayer que el ex ministro José Manuel Otero mantuvo recientemente contactos con el líder de Alianza Popular, Manuel Fraga, para estudiar la ruptira de UCD de cara a las elecciones gallegas. Otero es uno de los miembros de la Plataforma.

El ex presidente del Gobierno, Adolfo Suárez, exhortó ayer a la unidad del partido centrista, en el curso de una visita a la sede de UCD de Toledo. Al dirigirse a los miembros del comité político provincial -que preside su ex ministro y hombre de confianza, Rafael Arias- pidió total apoyo al presidente nacional del partido, Rodríguez Sahagún. y al jefe del Ejecutivo, Calvo Sotelo

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 25 de julio de 1981

Más información

  • La Plataforma Moderada no supone un intento de escisión, según sus promotores