Radio Exterior, la imagen controvertida de la transición democrática española

Radio Exterior de España, dependiente de RNE, necesita un replanteamiento a fondo que debería comenzar cambiando una estructura construida para la emigración de los años cincuenta y sesenta, pero no para los actuales emigrantes españoles en el extranjero. Por otra parte parece que esta emisora, que emite en onda corta, necesita tomar en serio su calidad de instrumento de información hacia el resto de los países del mundo sobre la transición política y sociológica que desde hace unos años se están produciendo en España.

La atención a las ondas cortas ha disminuido en España a pesar de que en otros países aumenta, dada la importancia del intercambio de la propia imagen y de la propia cultura de unas naciones con otras. En la última reestructuración (equipo de Eduardo Sotillos) se han mantenido casi los mismos supuestos que se acuñaron con las reformas de 1975 y 1978, sólo que ahora se han recortado la dotación personal y las ayudas económicas.Aunque no han disminuido las horas de emisión, el número de redactores y colaboradores ha bajado considerablemente, muchas de estas personas se han ido a Radio 1 y a Radio 3. «Se ha producido», explica un antiguo redactor de Radio Exterior, «un desmantelamiento de gente y de medios porque no encontraban aliciente en esta emisora. Con estos hechos, Radio Exterior se ha desplazado todavía más hacia una situación marginal de la que, en realidad, no ha salido nunca».

Las emisiones de onda corta desde España figuraban en 1979 en uno de los últimos lugares de Europa, con 242 horas semanales de emisión. Por delante se encontraban la República Federal de Alemania, con 798 horas, e Inglaterra, con 712 h oras. Estados Unidos se situaba la primera en la tabla, con 2.268 horas semanales, comprendidas las emisoras La Voz de América, Europa Libre y Radio Liberty, y la URSS emitía 2.020 horas semanales.

Es opinión bastante compartida que falta una auténtica planificación política y profesional de Radio Exterior, por lo que no se da una imagen correcta de la España de la transición. Tampoco se daría un tratamiento adecuado a la proyección a Hispanoamérica. Algunos abogan por una reestructuración en la que deberían participar, además de Radio Nacional, el Ministerio de Asuntos Exteriores, el Instituto de Cooperación Iberoamericana, La Universidad a Distancia, el Instituto Español de Emigración y los departamentos oficiales de Turismo.

Imagen del Estado

Con la entrada del nuevo equipo no han cambiado mucho las cosas en Radio Exterior, debido a que ya se había reestructurado poco después de comenzar la transición, así lo reconoce su actual director, Fernando Ramos.«No hemos introducido ninguna variación fundamental», explica Fernando Ramos, «respecto a la programación anterior». En cuanto a los objetivos, también son los mismos. «Radio Exterior intenta ofrecer una imagen real del Estado español, reflejar puntualmente la dinámica evolución de sus instituciones sociopolíticas, difundir su cultura, promocionar su economía y turismo. En definitiva se trata de estar presentes en el mundo con una información completa, objetiva y, veraz sobre España, en la doble vertiente de servicio a los compatriotas fuera de España, por un lado, y por el otro, de información sobre cuestiones españolas al resto del mundo».

Programas para emigrantes

En la actualidad, Radio Exterior de España tiene cuatro bloques de emisiones para los españoles fuera, de España (en Australia, en Europa, en el mar Y para los españoles e hispanoháblantes en América), y otros tres bloques de emisiones para el resto del mundo, dos en inglés, para Europa y América, y uno en árabe, para el mundo árabe.Los programas para los españoles en Australia tienen una duración de dos horas y media, de lunes a sábado, y de tres horas los domingos. En este continente, que tiene una diferencia horaria con España de entre ocho y diez horas, se recibe también la señal del programa de tres horas dirigido en la madrugada de España hacia América.

La emisión para los españoles en Europa es muy parecida a cualquier emisión para el interior. Aunque hay programas específicos para el emigrante, también los hay informativos, educativos, culturales y de entretenimiento. Estas emisiones duran desde la una de la tarde hasta casi las diez de la noche, y algo más los domingos. Programas específicos del emigrante en Europa y lecciones de idiomas para los mismos cierran la programación de este bloque.

Hombres de la mar es una programación dirigida a pescadores de altura y marinos mercantes. Se les ofrece un servicio meteorológico especial y una larga tertulia en la que se exponen y comentan asuntos de interés para esta audiencia específica.

Las emisiones para América atienden tanto a los españoles allí residentes como a la inmensa audiencia potencial de hispanohablantes. «Esto fue siempre un problema para Radio Exterior, que lo hemos resuelto ofreciendo un programa que no lo rechacen ni unos ni otros, y sobre la base de que los españoles que viven allí están integrados en su entorno. Las tres horas de emisión de este sector son informativas y musicales. Para esta emisión se aprovechan los programas más destacados de Radio 1 y Radio 3. Tiene además un programa específico, Revista Hispanoamericana, y otro titulado España en los 86, que promociona nuestra tecnología, el comercio exterior y el turismo.

Algunos programas de información hacia el exterior van dirigidos al mundo árabe, en árabe, y tienen amplio eco desde Marruecos hasta los países del Golfo Pérsico.

Las emisiones en inglés para América se aprovechan fundamentalmente en las universidades norteamericanas y las emisiones en inglés para Europa suponen un vehículo de promoción de la cultura y el turismo.

Recibe el boletín de televisión

Todas las novedades de canales y plataformas, con entrevistas, noticias y análisis, además de las recomendaciones y críticas de nuestros periodistas
APÚNTATE

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS