GENTE

Troylo,

el desaparecido y entrañable amigo del escritor Antonio Gala, protagonista durante una larga temporada de sus artículos en EL PAIS SEMANAL, ya tiene sucesor. Gala ha aprovechado su estancia en Lorca (Murcia), donde pasa los días de Semana Santa, para echar un vistazo a dos cachorros perfectos de raza Dachhund, más conocidos como perros-tranvía, informa Isabel Llorens desde Murcia.Son hermanos y tienen cincuenta días. Uno tiene el pelo rojo y el otro es tipo negro y fuego. Es decir, su pelo es negro y largo, con manchas rojizas en orejas y patas. Ambos, según dice Francisco Martínez Guijarro, propietario de la camada, son preciosos, y lo que mantiene indeciso al escritor es la diferencia de carácter entre ellos. Uno es juguetón y travieso, mientras que el otro se muestra más tranquilo.

Parece ser que Gala ya tiene pensado el nombre de su futuro compañero. Si se queda con el del pelo rojo, su próximo perro se llamará Toisón, mientras que si se decide por el segundo su nombre será el de Zegri, apellido de una conocida familia de Granada.

Él nuevo compañero de Antonio Gala no excluye, por supuesto, la imborrable memoria de Troylo, que esta misma semana recibirá un multitudinario homenaje en Madrid, con ocasión de la presentación del libro Charlas con Troylo, que ha editado Espasa Calpe, lleva el mismo título que los citados artículos de Gala, y va prologado por Andrés Amorós.

La presentación se celebrará el próximo día 24, en los jardines del Arquitecto Manuel Herrero Palacios (antigua Casa de Fieras del parque del Retiro). En ella intervendrán José Luis Alonso, José Luis Barros, Elio Bernhayer, Beatriz de Borbón, Luis Escobar, Charo Gómez Miranda, Jesús Hermida (que era editor de EL PAIS SEMANAL cuando se publicaban las Charlas con Troylo), José Infante, Lorenzo López Sancho, Conchita Montes, Enrique del Moral, Alfonso Emilio Pérez Sánchez y Amparo Soler Leal.

La tarjeta de invitación incluye esta nota de Gala: «Me gustaría mucho, con esta ocasión, saludar a todos los que fueron amigos de Troylo». Por su parte, los organizadores son precisos. Dicen en su invitación: «Puede venir acompañado por su perro».

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 18 de abril de 1981.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50