Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Siete miembros

de los Grupos de Resistencia Antifascista Primero de Octubre, (GRAPO) fueron condenados ayer por la Audiencia Nacional de Madrid a penas que van de tres a quince años de prisión por intento de asesinato y tenencia ilícita de armas. Entre los condenados se encuentra el dirigente José María Sánchez Casas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 10 de marzo de 1981