Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lertxundi dimite como parlamentario tras ser reelegido secretario del PC de Euskadi

Roberto Lertxundi, que resultó reelegido corno secretario general en el IV Congreso del Partido Comunista de Euskadi, anunció ayer -en el curso de una conferencia de Prensa celebrada en Bilbao- su «dimisión irrevocable» como diputado vasco a fin de poder dedicarse a las tareas de su partido. Txemi Kantera, líder de Comisiones Obreras, segundo de la lista que el PC de Euskadi presentó en las pasadas elecciones al Parlamento, podría ocupar el escaño correspondiente en la Cámara vasca.La confirmación de la estrategia eurocomunista, la reafirmación de una política de alianzas con la izquierda vasca -concretamente con Euskadiko Ezkerra- y la sugerencia de una estructura federalizada en el Partido Comunista de España han sido los elementos más destacados del congreso de los comunistas vascos.

Como reflejo de las orientaciones adquiridas en las discusiones mantenidas el pasado fin de semana en el congreso del PC de Euskadi, el comité central que resultó elegido está compuesto por una rnayoría nacionalista. La tendencia más obrerista, que mantiene posiciones estatalistas, está en notable minoría, ya que de los 65 miembros designados, más de 44 pertenecen al primer sector citado.

No obstante, Ramón Ormazábal, principal defensor de las posiciones obreristas, también resultó, reelegido en su cargo de presidente del partido.

En el apartado de las innovaciones aportadas por los comunistas vascos en su congreso cabe destacar la tesis siete, referida a la política de unidad de la izquierda, y la tesis octava, relacionada con la estructura orgánica del partido.

En relación a la primera de ellas, el Partido Socialista de Euskadi y Euskadiko Ezkerra fueron los polos de atracción de las diferentes tendencias. Mientras el sector más nacionalista quitaba hierro a las objecciones expuestas por el sector más obrerista frente a la posibilidad de estrechar vínculos con Euskadiko Ezkerra, la tendencia estatalista se mostraba más favorable a un entendimiento con los socialistas vascos.

A pesar de que el propio Lertxuridi señalaría, en la conferencia de Prensa, la necesidad de confluir estratégicamente con sectores que luchen por el socialismo -sin descartar al partido socialista-, los delegados del congreso se dividieron en dos bloques en la discusión de la unidad de la izquierda.

En la tesis ocho se especifica la soberanía del PC de Euskadi -en relación al PC de España- para elaborar su propia política vasca.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 27 de enero de 1981