La quiniela

Boleto sin complicaciones

De nuevo nos encontrarnos ante una quiniela facilona. Pienso que no se puede programar tan mal. En la jornada quince, el patronato incluyó partidos como el Barcelona-Almería y el Real Sociedad-Murcia. El catorce se pagó a cuatro perras. Lo mismo que puede ocurrir ahora, pues, de nuevo, e increíblemente, mete en la olla encuentros como los que irán comprobando a través de este comentario. Con más de 1.200 millones de recaudación semanal, creo que sería conveniente cambiar de criterio respecto a la confección de cada boleto.1. Real Sociedad-Valencia. Pronóstico: 1X. Se prevé un partido de pocos goles. Tal vez uno decida. Porque los dos equipos poseen una defensa estupenda, lo que determina un equilibrio claro. Equilibrio que ya existió en las últimas cinco temporadas, al punto de que cuatro de ellas terminaron en empate.

2. Betis-Gijón. Pronóstico: 1. El Spórting de este año no es el del pasado, aunque no hay que olvidar que ha empatado varias veces en sus salidas y ganó en Atocha. Pero no marca goles. Se nota la ausencia de Quini. El Betis, por su parte, es bueno en casa, a pesar del pinchazo contra el Español. Como al Betis no le marcan goles en casa y el Gijón no los logra fuera, todo parece favorecer a los béticos. 1 - 1 el año pasado.

3. Hércules-Español. Pronóstico: 1X (2). Mal le ha ido al Hércules en sus últimos partidos de casa, salvo frente al débil Murcia. Y ahora recibe a un Español que supo, por ejemplo, ganar en Bilbao y Heliópolis, aunque perdió en muchas salidas. Pero observen que el Español casi siempre marca un gol en sus salidas. Y eso, con estas tácticas defensivas que padecemos, es un peligro. 1- 1, 3-3 y 0- 1, últimos resultados.

4. Barcelona-Murcia. Pronóstico: 1. Poco comentario merece este partido, pues es tal la diferencia entre Barcelona y Murcia que todo se puede decir en dos líneas. El Barcelona, tras este partido tiene que visitar al Español, luego recibir al Gijón y, seguidamente, le esperan Valencia, Osasuna, Las Palmas y Real Sociedad. O sea, que su calendario próximo no es muy fáciI. que digamos.

5. Salamanca-Sevilla. Pronóstico: X2 (1). Con los negativos que lleva, con el Sevilla como inmediato enemigo, y con un calendario próximo feroz, el Salamanca está practicamente descendido, si todo discurre de acuerdo a las valías actuales de unos y otros. El Sevilla, mejor equipo que el charro, tiene su gran probabilidad de mejorar su ya buena clasificación. Los dos partidos más inmediatos del Sevilla le son positivos. Pero el Sevilla jamás ganó en Salamanca.

6. Zaragoza-Athiétie de Bilbao. Pronóstico: IX. Ahora el Athlétic y luego salida a Sevilla, al Sánchez Pizjuán, dos partidos difíciles para el Zaragoza, que ya tiene una situación poco clara, aunque no peligrosa, porque otros equipos lo tienen peor. El Athlétic recibirá después al Real Madrid, por lo que echará el resto en La Romareda, por simple lógica deductiva. Tres empates a un gol logró el Bilbao en sus cuatro últimas visitas a Zaragoza, donde perdió por 1 -0 el año pasado.

7. Real Madrid-Almería. Pronóstico: 1. Similar al Barcelona- Murcia. Partido claro, que el año pasado ganaba con rotundidad: 4- 1. No debe tener complicaciones contra este Almería, con un pie en Segunda. El Madrid irá después a Bilbao. Más claro todavía.

8. Valladolid-Atlético de Madrid. Pronóstico: 1X (2). El calendario próximo del Atlético es tan propicio que puede dispararse del todo. Ahora, Valladolid, campo favorable, pues jugó en él catorce veces y sólo perdió tres. Luego recibe al Las Palmas y, más tarde, sale a Almería. Tres partidos, digo, en los que el Atlético debe conseguir, como mínimo, cuatro puntos. El Valladolid se defiende bien en casa, pero, lógicamente, es inferior al Atlético.

9. Rayo-Castellón. Pronóstico: 1 (X). Muchos empates llevan entre ambos y como los dos tienen unas defensas poderosas, pues no nos sorprendería que una vez más el pulso terminara en tablas y, tal vez, sin goles. El Rayo ganó en las tres últimas confrontaciones, en las que los de Castalia no marcaron un solo gol en Vallecas: 2-0,3-0 y 1-0, hace tres años, último partido entre ambos.

10. Santander-Oviedo. Pronóstico: 1. Es, aparentemente, un partido de claro color local. El Rácing ya no es el mismo de las primeras semanas, en las que no gabana nada. Ahora, en casa, es casi imbatible, mientras el Oviedo es un equipo muy flojo en casa y más en s as salidas. Los tres partidos próximos de los asturianos son muy difíciles

11. Burgos-Cádiz. Pronóstico: 1. Y, por si fueran pocos, es éste otro encuentro de clara tendencia local. Yo creo que el Burgos, pese a su desastroso arranque liguero (tres negativos en las cuatro primeras semanas de Liga) estará al final en un lugar de ascenso. Tiene buen equipo y, sobre todo, una defensa formidable. Lástima que su delantera. sea floja, pues no sale ni a gol por partido. No sé cómo pudo marcar cinco goles en Sabadell. El Cádiz, como todos los años, blando como «el Pan de Cádiz» en sus salidas.

12. Elche-Málaga. Pronóstico: 1X (2). Menos mal que en los tres últimos partidos de la quiniela puede pasar de todo, como verán.. De momento, este Elche-Málaga, con un Elche malo en casa, donde ha perdido muchos puntos, y un Málaga sobrio y eficiente en sus salidas, corno pueden comprobar. Y, además, está marcando goles en sus desplazamientos. Para mi, que el Elche es mejor fuera de casa que en su propio estadio.

13. Sabadell-Alavés. Pronóstico: 1X (2). Ya ven cómo aquí también habrá que combinar los tres signos, aunque con predominio del «uno-equis». El Alavés, desde luego, es muy bueno en casa, pero no lo es tanto en sus salidas. Pero un equipo que ha ganado en Getafe y supo empatar, nada menos que contra el Baracaldo y Castellón, dos cuadros formidables en casa, creo que lo tiene más fácil contra un Sabadell endeble y peor equipo que aquellos.

14. Getafe-Granada. Pronóstico: 1X (2). Cierre de -esta quiniela con un partido a combinar. El Granada suele dársele bien Las Margaritas, donde ha jugado sólo cuatro veces y ya cuenta dos victorias: 3-1, 0-4, 2-1 y 0-1, el año pasado. Un Granada al que Gento parece tenerlo preparado para el empate. Cuatro empates en casa y otros cuatro, fuera.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 30 de diciembre de 1980.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50