Gente

Jacobo Martínez de Irujo,

conde de Siruela, tercer hijo de la duquesa de Alba, y María Eugenia Fernández de Castro contrajeron ayer matrimonio en la capilla del palacio de Liria. La ceremonia religiosa estuvo presidida por el padre Martín Patino. Actuaron como padrinos la madre del novio, duquesa de Alba, y el padre de la novia, Fernando Fernández de Castro y Sánchez de Cueto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 01 de noviembre de 1980.

Se adhiere a los criterios de