Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alfonso Sastre: "Un abuso en la aplicación de la ley Antiterrorista"

«Nuestra detención y posterior liberación, casi doce horas después, sin cargos y sin pasar por el juez, motivada, según se nos explicó en comisaría, por la disparatada sospecha de la policía de que albergábamos en casa un comando de ETA Militar, es un incidente serio y una muestra más del abuso que se hace en el País Vasco en la aplicación del decreto-ley Antiterrorista», declaró ayer a EL PAIS el escritor y periodista Alfonso Sastre tras su puesta en libertad.«Serían las ocho de la mañana cuando escuchábamos fuertes golpes en la puerta y algunos gritos de "Somos policía"», relata Alfonso Sastre. «Como nos vemos sometidos a continuas amenazas de muerte, solemos tomar medidas de precaución y por eso preferimos no abrir la puerta en seguida. Llamamos al abogado Miguel Castells para que, a su vez, telefoneara al Gobierno Civil de Guipúzcoa para cerciorarse si había orden policial de detención contra nosotros», añadió.

«Cuando estábamos con estas gestiones», afirma Alfonso Sastre, «los golpes arreciaron y sentimos que tiraban la puerta abajo. Entraron seis policías de paisano, pistola en mano, muy excitados. Fue un momento muy violento. Al verme a mí se quedaron parados. Les expliqué por qué no abríamos y ellos me dieron a entender que venían para ver si teníamos escondido a alguien. Tras una inspección ocular rápida se ha disipado la tensión y les hemos acompañado a comisaría de San Sebastián. Allí nos hemos enterado de que la policía sospechaba de que en nuestra casa se albergaba un comando de ETA Militar. El trato ha sido en todo momento correcto y no ha existido violencia alguna, ni física, ni verbal».

«A Eva le han preguntado si tenía relaciones con ETA Militar, cosa que ha negado. A mi ni siquiera me han preguntado eso y la declaración se ha desarrollado casi en un tono de excusas por parte de la policía. Además de fastidioso, una detención así y la aplicación del decreto Antiterrorista produce un fuerte daño psicológico y supone asimismo un daño irreparable en la imagen pública».

Aunque reconoce que Eva Forest y él están muy próximos y simpatizan con Herri Batasuna, sin embargo, afirma: «De eso a cualquier tipo de relaciones con ETA hay un abismo».

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 25 de octubre de 1980