Crítica:Crítica
i

Vuelve "Pop-grama"

Como cada octubre, la programación musical de Televisión Española sufre un a modo de pasmo que, como en el caso de los embarazos histéricos, suele acabar en poca cosa. Cambios, lo que se dice cambios, va a haber pocos, al menos por ahora. Desaparece de la programación nacional Musical express, que esta misma tarde presenta un programa dedicado íntegramente a los Kinks, y que por ese mero hecho ya tiene interés.Esta desaparición viene dada por el regreso de Pop-grama el día 9 de octubre, que ha estado rodando episodios a fin de adelantar trabajo. Esta manera de funcionar parece ocultar algún propósito de futuro, según dejaba entrever Javier Caballé, segundo de a bordo en los musicales de la casa. Según Caballé, «debiera irse hacia programas de temporada. Mantener cosas como Pop-grama en antena cada semana obliga a un esfuerzo de producción inalcanzable por el momento, como que estén dos equipos funcionando. Otra posibilidad, que es la que se da, es una pérdida en la calidad de la emisión ante la obligatoriedad de estar presente cada semana.

Un planteamiento posible sería el ir hacia programas que se emitieran durante un tiempo dado para después pasar a producir, en una especie de secuencia cíclica, que tampoco es tan rara en otras televisiones». La idea, así expresada, resulta incluso atractiva, pero choca con la cruda realidad del funcionamiento puramente técnico de Televisión. Por ejemplo, un productor, cuya misión es facilitar la realización de un programa, puede decidir que un rodaje con el Aviador Dro no se hace en el lugar indicado por los guionistas simplemente porque a él no le da la gana gestionar el asunto.

Y nadie le pide responsabilidades, de manera que el planteamiento de Caballé es de temer que tampoco funcione, caso de llevarse a cabo. La baja calidad de las producciones de Televisión no se debe a la urgencia; por desgracia, las causas son otras más congénitas y, al parecer, irresolubles.

Lo que también vuelve es el programa Flamenco ayer y hoy, del cual se grabarán veinte espacios, que cubrirán todo lo que queda de año y parte del que viene. Aplauso va a cambiar alguna de sus secciones, inaugurando una especie de concurso para nuevos grupos de rock, con lo cual entra en competencia con el llamado Gente joven. A no ser que Televisión mantenga dos concursos de lo mismo al mismo tiempo. Sería interesante que un grupo quedara primero en ambos.

Para este cuarto trimestre no parece haber mucho más, pero en el departamento de musicales se acarician algunos proyectos grandiosos, como, por ejemplo, hacer una superproducción basada en una ópera de Calderón de la Barca con música de su contemporáneo Juan Hidalgo. Al parecer, el trabajo de archivo está completado y ahora se realizará una grabación de la obra para ver si es interesante llevarla la imagen.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 30 de septiembre de 1980.

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50