El West Ham-Castilla se jugará bajo protección policial

La policía londinense está preparando un amplio plan de precauciones para evitar cualquier disturbio con motivo del partido West Ham-Castilla que se disputará el miércoles a puerta cerrada. Los altos mandos policiales estiman, sin embargo, que el negar la entrada al encuentro a los seguidores ingleses les dará pretexto para que desaten sus instintos vandálicos alrededor de Upton Park.

La decisión de la UEFA de que el partido, correspondiente a la primera eliminatoria de la Recopa, se dispute a puerta cerrada no ha parecido la más satisfactoria a la policía de Londres, pues «los que realizan actos de vandalismo deportivo son jóvenes que viven en el barrio y estarán en los bares a la hora del encuentro con la idea de producir disturbios a la primera oportunidad».La policía proyecta acordonar el campo de Upton Park para que nadie se acerque al mismo. También impedirá el acceso a los altos bloques de pisos que circundan el terreno de juego, a fin de evitar que las pandillas vean desde las terrazas el desarrollo del partido.

La idea de transmitir el encuentro por circuito cerrado de televisión a una cadena de cines no parece que vaya a fructificar. El canal que tiene el derecho a televisar el encuentro es el independiente de ITV, y un portavoz del mismo informó que antes de tomar una decisión pedirán autorización a la UEFA, que se duda la conceda.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS