Gente

José María Iñigo,

que el pasado domingo inició una nueva experiencia en el juego de palabras de contenido erótico mientras entrevistaba en Fantástico a la cantante Iva Zanichi, tuvo que enfrentarse ayer a una situación menos amable: la Magistratura de Trabajo de Vigo ha condenado al popular presentador de Televisión Española al pago de una indemnización de 400.000 pesetas a la dirección de la sala de fiestas Nova Olimpia, por incumplimiento de contrato. El espectáculo que tenía que haber presentado lñigo en la citada sala se titulaba Iñigo y las gemelas fantásticas. El showman no cumplió con su compromiso.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS