Gente

Gerónimo Pratt

fue el protagonista indirecto de una escalada a la estatua de la Libertad, protagonizada por dos individuos ,durante la mañana del pasado sábado en Nueva York, sede del colosal y simbólico monumento. Los defensores de Gerónimo Pratt, que le definieron como un indio americano y un «prisionero político que sufre persecución», intentaron su alarde de alpinismo para defender aquello en lo que creían.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 12 de mayo de 1980.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50