Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fuerza Nacional del Trabajo reclama el patrimonio del sindicato vertical

Fuerza Nueva reclama para su sindicato, Fuerza Nacional del Trabajo, el patrimonio sindical constituido durante el régimen franquista, por considerar que es FNT el legítimo heredero de aquel pensamiento y actuación. Blas Piñar, en el mitin que celebró ayer Fuerza Nacional del Trabajo en la plaza de toros de Vista Alegre, de Madrid, se refirió a la reivindicación generalizada de otras centrales sobre la devolución del patrimonio sindical en los siguientes términos: «Es hora ya de que hablemos de igual a igual. Para vosotros, el patrimonio sindical marxista; para nosotros, el patrimonio sindical de Franco».La fiesta sindical de FNT, concebida como revival de la antigua Fiesta de Exaltación del Trabajo, se inició a las once y media de la mañana, con la presencia de alrededor de 8.000 personas, 10.000 según el Gobierno Civil de Madrid. A la actuación de grupos folklóricos y varios artistas, Emilio El Moro entre ellos, y la entrega simbólica de carnés a los primeros afiliados de Madrid, siguió la intervención de un dirigente del Frente Nacional Portugués, organización creada el pasado día 28 de abril, José Luis Gayoso, jefe provincial de FNT de Madrid; José Antonio Assiego, jefe nacional de FNT, y Blas Piñar, diputado por Fuerza Nueva. Finalizado el acto, algunos de los participantes se dirigieron a las afueras de Madrid para hacer una comida campera y, posteriormente, trasladarse al Valle de los Caídos, donde hicieron una ofrenda floral ante la tumba del anterior jefe de Estado, Francisco Franco.

Al finalizar el acto se produjeron algunos incidentes en los alrededores de la plaza de toros. Un grupo de treinta individuos se dirigió a la Agrupación Socialista de Carabanchel, donde consiguió entrar y causar serios desperfectos, según fuentes de la propia agrupación Algunas personas que transitaban por aquella zona también fueron acosadas por otros grupos y, en algún caso, golpeadas. Blas Piñar, durante el mitin, había declinado toda responsabilidad, tras comentar una nota del Ayuntamiento de Madrid en la que se consideraba «un profundo error y una falta de consideración» la celebración de aquel acto en aquella barriada «Señor Tierno Galván», afirmó Blas Piñar, «si hay incidentes, usted los ha provocado».

El líder de Fuerza Nueva, en su intervención, recibido con gritos de «¡Caudillo Blas Piñar!», criticó de forma rotunda la filosofía marxista: «Los trabajadores españoles tienen patria, y esa es España»; argumentó que existe un terrorismo económico parangonable al de ETA, y defendió la postura de FNT de oposición al cierre patronal, al despido arbitrario y a la huelga. «La huelga es hoy un instrumentos político del marxismo para cargarse el sistema económico», dijo. «La huelga, sin embargo, en un sistema marxista, se considera sabotaje económico. Cuando la huelga se acepta por un Estado, el Estado se descalifica por sí mismo».

Blas Piñar comentó, para finafizar, que Fuerza Nacional del Trabajo se acerca al mundo del trabajo sin miedos, por lo que en su seno caben trabajadores y empresarios.

José Antonio Assiego, jefe nacional de FNT, acusó al Frente Andaluz de Liberación de la autoría del atentado que él sufrió el pasado 24 de enero en Antequera y por el que fue herido de bala en un brazo. «Sé cuál es el nombre y dónde vive aquella mujer, conozco todos los datos de su carné de identidad».

En otro momento de su intervención, precedida de gritos de «valiente», declaró que FNT se considera depositaria del pensamiento nacional, revolucionario y sindicalista de José Antonio. «La revolución iniciada por José Antonio», dijo, «y continuada por Franco, la revolución pendiente, se ha reiniciado hoy, 1 de mayo, en la plaza de toros de Vista Alegre». Revolución, añadió, que fue boicoteada desde dentro por «los pancistas caciquiles» que se enfundaron en su día la camisa azul y han vuelto a cambiar la camisa, esta vez la azul por «el verde y caca de UCD».

Tras anunciar que los piquetes marxistas se encontrarán siempre con la presencia de antipiquetes de FNT, José Antonio Assiego anticipó la ocupación de locales del sindicato vertical «porque son nuestros por herencia».

El jefe nacional de FNT habló, por último, sobre un terrorismo de Estado actual que toma forma, entre otras, en los actuales impuestos, «que se han convertido en similares a los impuestos revolucionarios de ETA, pero a través de Hacienda».

El lema de los actos de FNT fue «El Primero de Mayo es la fiesta del trabajo para todos los españoles». En la plaza de toros, adornada con banderas con los colores nacionales, se desplegaron pancartas que rezaban: « Contra el paro y la crisis, el trabajo de los españoles» y «Trabajador: nuestro único capital es el trabajo. ¡Defendámoslo!» El alquiler del recinto costó a la organización 250.000 pesetas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 2 de mayo de 1980