Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Leve recuperación de las ventas de los grandes almacenes

Una levísima recuperación de las ventas de los grandes almacenes se ha apreciado en lo que va de año, con respecto a las realizadas el año pasado, aunque inferior en pesetas corrientes al índice de inflación, según se desprende de las declaraciones hechas por José María Peláez Gutiérrez, presidente de la Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución (ANGE).Por otra parte, según datos del Gabinete de Estudios de la Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Madrid, el consumo privado «no parece que haya aumentado en más del 1,5 ó 2%, teniendo en cuenta la evolución de los precios y del comportamiento de la masa salarial global».

En cuanto a la venta en grandes almacenes, uno de los principales indicadores de la demanda de consumo privado, los últimos datos disponibles mostraban para 1979 un crecimiento del 10,93 %, lo que, comparado con los índices de precios de consumo para el mismo período (15,5%), significa un descenso de alrededor del 4,5 %.

A juicio del señor Peláez, el resto de las características actuales del sector son la mejor evolución en la venta de productos alimenticios, mayor incremento de los costes que de las ventas, importantes aumentos en los precios de compra, mayor incremento de la presión fiscal, competencia ilícita por parte del comercio ambulante y escaso nivel de inversiones.

Estas características permiten predecir que no hay motivos para que la situación de las grandes empresas de distribución mejore en un futuro inmediato, hecho confirmado por el continuo descenso en las cifras de tasa interanual de ventas a partir de 1977. Hasta el momento, el crecimiento del sector había sido sumamente acelerado, pasando de 50 establecimientos en 1960 a 200 en 1975, suponiendo aproximadamente el 5% de las ventas del comercio detallista.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 17 de abril de 1980