Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hoy, huelga generalizada de vendedores de prensa

La decisión unilateral de cierre adoptada por los vendedores de prensa de buena parte del país para la jornada de hoy, en protesta por las recientes agresiones de que han sido objeto algunos quioscos, dificultará seriamente las posibilidades de los periódicos españoles de llegar puntualmente a sus lectores. Para contrarrestar los efectos de este «lock-out» ilegal, las empresas periodísticas han arbitrado sistemas alternativos, situando puntos de venta en las principales bocas de Metro y otros puntos estratégicos de las ciudades, que funcionarán durante toda la mañana. Los diarios vespertinos saldrán a la calle excepcionalmente por la mañana.

Una asamblea celebrada en Madrid, a la que asistieron más de seiscientos vendedores de prensa, según informa Europa Press, acordó adoptar medidas de represalia contra los periódicos madrileños, esta vez como consecuencia de los esfuerzos realizados por las empresas para montar sistemas de venta alternativos que les permitieran llegar puntualmente a sus lectores.Además de ratificar su huelga ilegal de hoy, los reunidos decidieron aplicar nuevos retrasos a la liquidación de ejemplares vendidos a las empresas periodísticas, así como facilitar al público únicamente la mitad de los ejemplares que se les entreguen desde mañana, viernes, hasta el lunes. La medida afecta también a la Hoja del Lunes que edita la Asociación de la Prensa de Madrid.

El vicepresidente de la Confederación Española de Vendedores de Prensa, en su intervención durante la asamblea, dijo que el Gobierno Civil no había dado protección suficiente a los puestos de venta, ya que, entre otras cosas, en Madrid hay unos setecientos quioscos y es imposible colocar un policía nacional en cada uno de ellos. Y añadió: «Es preciso trasladar el problema que sufren los vendedores de prensa a las empresas periodísticas. »

Por su parte, el presidente del Montepío de Vendedores dijo que son los representantes de la Asociación de la Prensa de Madrid y los de la Asociación de Editores de Diarios quienes han presionado el Gobierno Civil para que declarase ilegal la convocatoria de cierre de quioscos. «Si estas personas tuvieran dignidad», dijo, «se habrían solidarizado con las medidas adoptadas por los vendedores. »

Esta decisión se produce en un momento de máximo interés público, cuando la atención del lector se centra en las informaciones sobre el juicio contra los asesinos de la matanza de Atocha.

Página 23

El Ayuntamiento puede sancionar a los vendedores de prensa

(Viene de primera página)

La reacción de los diarios españoles a la medida -declarada Ilegal por los gobiernos civiles de Madrid y Barcelona y por el Ayuntamiento de la capital- ha sido diversa. En Madrid, los editores han mantenido su decisión de salir a la calle, arbitrando sistemas alternativos de distribución y venta. Sólo Mundo Obrero, del Partido Comunista de España, ha decidido no aparecer.

En Barcelona, por el contrario, sólo saldrán cuatro diarios: La Vanguardia, El Correo Catalán, El Noticiero Universal y Avui, pero con tiradas sensiblemente reducidas (sólo para cubrir las suscripciones).

La actividad de los vendedores de prensa presenta algunas particularidades de interés, cuya revisión ha sido solicitada en muchas ocasiones por las empresas periodísticas del país.

La instalación de un quiosco o punto de venta de periódicos está exclusivamente supeditada a la concesión municipal.

Los porcentajes percibidos por los vendedores son, por término medio, del 20% del precio para los diarios y del 25% para las revistas. Mayores porcentajes tienen los libros, fascículos y otros artículos, que cada vez proliferan en mayor medida en los quioscos españoles.

El paro de hoy entre los vendedores de prensa tiene excepciones en Asturias, Valencia, Canarias, Baleares, Aragón y Galicia. El Ayuntamiento de Madrid difundió ayer una nota recordando a los vendedores su obligación de mantener el servicio y la posibilidad de sanciones por el incumplimiento de las condiciones bajo las que les fue concedida la correspondiente autorización.

La decisión de la Confederación Española de Vendedores de Prensa de cerrar durante el día de hoy, «lejos de facilitar las acciones emprendidas para descubrir a los culpables», favorece «los turbios propósitos de quienes queman quioscos», porque se consigue «acallar a la prensa, como pretendían los agresores», se dice en una nota hecha pública por la Asociación de Editores de Diarios Españoles (AEDE).

La nota subraya que la prensa diaria madrileña condena los atentados de que han sido objeto los quioscos «por bandas incontroladas que pretenden destruir la libertad de expresión», y que todos los diarios, sin excepción, «han informado puntualmente de los hechos y promovido las acciones de protección gubernamentales que la situación requería ». «Pero lo que no pueden hacer los periódicos», añade la nota, «es respaldar a los vendedores de prensa en su propósito de cerrar todos los puntos de venta de España.»

El malestar de los vendedores de prensa obedece a los atentados sufridos por algunos quioscos en diversos puntos de España (el primero, el 28 de enero pasado), como presión de grupos ultraderechistas para que no vendieran la revista Interviú.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 21 de febrero de 1980

Más información