Subidas artificiales en los bancos

Poco a poco se va aceptando que el protagonismo de las sesiones de martes y jueves corresponde al mercadillo de letras de cambio, mientras el otro mercado, el que debería ser más importante, el de valores, queda relegado a un segundo plano, víctima de sus propias incongruencias.Así, la reunión de ayer tuvo escasa historia. Las órdenes continuaron sin acudir al parqué, y sin materia prima -comentaban los operadores- no se puede trabajar. Porque el elemento de confusión que introdujeron en la plácida mañana las subidas de los bancos, no rebasaba los límites de la pura anécdota, y su último fundamento se encontraba más en el sistema particular que tienen estos valores para confeccionar sus cambios, y en los apoyos que a diario prestan las entidades emisoras, que en la existencia de demanda en el mercado.

Las eléctricas continuaron igual, quizá se movieron un poco más, pero, en definitiva, los especialistas parecen aceptar como bueno el actual nivel de precios, y no se esfuerzan por modificarlos.

Las letras volvieron a estar animadas. Se ofrecieron 102 efectos, de los que fueron negociados 56. Se mantienen las mismas características de días atrás, y los tipos de descuento practicados oscilaron entre el 12,50% y el 13,75%. Lo que sí parece inminente es la incorporación de tres nuevas entidades, concretamente del Banco Urquijo, de la Banque Nationale de París y del Manufacturer's Hannover Trust Co.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS