Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Esquí

Stenmark y Wenyel dominan la Copa del Mundo

El esquí alpino, como el atletismo y la natación en los Juegos Olímpicos de verano, es, lógicamente, el «rey» de los de invierno. Con los de Lake Placid ya a punto de comenzar -el día 13- terminó hace unos días la segunda parte de la Copa del Mundo, que dominan -sin hacerlo en los descensos- el sueco Ingemmar Stenmark, en la parcela masculina, y la corredora de Liechtenstein, Hanni Wenzel. Nota destacada de este ciclo ha sido la confirmación de los esquiadores del Este, sobre todo del yugoslavo Krizaj y del búlgaro Popangelov.

Los descensos masculinos han estado dominados por Canadá. Ken Read ha impuesto su ley, al adjudicarse las dos pruebas de velocidad más clásicas del mundo: el Hahnenkamm, en Kitzbuhel, y el Lauberhorn, en Wengon; según ello, se comienza a perfilar como el mejor descendeur de la temporada.En cuanto a los slaloms especiales, las victorias, en este segundo período, han estado muy repartidas, lo cual da una idea de la gran competencia que existe en esta modalidad. El búlgaro Popangelov, el sueco Stenmark, Andreas Wenzel, de Liechtenstein, y Krizaj, de Yugoslavia, han sido ganadores de los especiales. Sin embargo, en slalom gigante, a pesar de haberse celebrado uno solamente, el «as» indiscutible es el sueco Ingemar Stenmark, que ha encontrado una modalidad en la que casi nadie es capaz de superarle, y que le ha ayudado a afianzarse en el primer puesto de la general, con 160 puntos.

Mención especial merecen el soviético Zhirov (que fue segundo en Lenggries) y los veteranísimos Thoeni (Italia) y Neureuther (Alemania), que, a pesar de su edad, siguen siempre entre los diez primeros de cada prueba. Por su parte, el italiano Plank, que tenía grandes posibilidades en descenso, se ha convertido en el «eterno segundón», y parece que no desliza tan bien como antaño.

En cuanto a las chicas, hay que destacar a la corredora de Liechtenstein, Hanni Wenzel, que en es te segundo período se ha adjudicado dos especiales y dos gigantes, además de conseguir un tercer puesto en el descenso de Pfronten Con ello se ha colocado en cabeza de la clasificación general y deja clara la polivalencia de esta esquiadora, que la convierte en una de las favoritas de cara a la cita olímpica de Lake Placid.

Por su parte, la suiza Nadig, con sus tres victorias y dos segundos puestos en descenso, se ha confirmado como la más rápida, por delante siempre de la austriaca Anne Marie Proell. Esta se ha hecho más polivalente, al ganar un descenso solamente, pero se clasifica bien en los slaloms (tercera en Maribor y segunda en St. Gervaís), lo cual le ha dado buenos puntos en las combinadas.

Una esquiadora que ha vuelto por sus fueros es la pequeña francesa Perrine Pelen, al vencer en dos slaloms con potencia y seguridad, y se ha convertido en una seria e incómoda rival para las demás.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 7 de febrero de 1980