Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un automóvil turismo,

probablemente robado, arrolló en la madrugada de ayer a dos serenos en la calle del Doctor Criado. Uno de los vigilantes sufrió heridas graves, y el otro, lesiones de menor consideración. Por el momento se ignora si el atropello fue fortuito o deliberado. Los dos ocupantes del vehículo huyeron a bordo del mismo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 25 de enero de 1980