Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos muertos en el incendio de la sede en Valladolid del Movimiento Comunista

Dos personas resultaron muertas a consecuencia de un incendio, iniciado en la madrugada del pasado domingo y reivindicado posteriormente por un comando antimarxista, que destruyó completamente el edificio donde se hallaba la sede del Movimiento Comunista de Castilla y León (MCCL), en la calle de Matías Sangrador, a escasos metros de la plaza Mayor de Valladolid.

Hasta pasadas más de diecisiete horas de la extinción del fuego no aparecieron los cadáveres del matrimonio formado por Manuel Alvarez Blanca, de 69 años, y Victoria Arranz Sariz, de 64. Tanto los bomberos como la policía y el resto de las personas que participaron en las tareas de sofocar las llamas e impedir que se propagara a los Taloques colindantes pensaron, en principio, que los dos ancianos, que habitaban en una buhardilla situada justamente encima del domicilio del MCCL, habían podido salir del inmueble.Sin embargo, en la tarde del domingo, las hijas y yernos del matrimonio fallecido dieron la voz de alarma al comprobar que sus padres no se hallaban recogidos en ningún centro hospitalario. Denunciaron infructuosamente el hecho en la Jefatura de Policía y posteriormente se presentaron en el cuartelillo de los bomberos y exigieron la vuelta de éstos al edificio siniestrado. Alrededor de las ocho de la tarde; es decir, casi diecisiete horas después de iniciarse el fuego y varias después de que las llamas fueran sofocadas, apareció en una cama el cadáver de Victoria Arranz. Noventa minutos más tarde fue localizado cerca de la puerta de la casa el cuerpo sin vida de Manuel Alvarez.

Antes de que se produjeran estos sucesos, a las dos y media de la tarde, un autodenominado comando antimarxista reivindicó la paternidad del incendio del edificio, mediante una llamada a Radio Popular de Valladolid. Una voz masculina afirmó: «Preste atención. El incendio de la sede del Movimiento Comunista ha sido efectuado por un comando antimarxista. Continuarán este tipo de acciones. ¡Viva Franco! ¡Arriba España! »

Mientras, en medios policiales se guarda absoluta reserva sobre el tema y se indica que no hay pruebas fiables de que el incendio haya sido provocado. Doris Benegas, secretaria general del MCCL y hermana de Txiki Benegas, ha asegurado que «para nosotros la intencionalidad política del hecho está clara; le trata de un atentado de la ultraderecha». «Desde las cinco de la tarde del sábado», agregó, «no acudió ningún militante a nuestra sede y las llaves están perfectamente controladas. »

En los últimos meses han aparecido en Valladolid gran número de pintadas, en las que se insulta gravemente a algunas personas vinculadas al MC y se vierten amenazas contra este partido. La misma Doris Benegas tuvo, hace varias semanas, que refugiarse precipitadamente en su coche al observar a varios jóvenes que, con porras de hierro, intentaban agredirla. La campaña de amenazas se recrudeció a raíz de que la secretaria del MC actuara como abogada de un grupo de militantes del PTE que presentaron denuncias contra jóvenes ultraderechistas que les habían golpeado al término de una manifestación autorizada.

Durante la mañana de ayer, partidos políticos, centrales sindicales y diversas entidades ciudadanas hicieron públicos comunicados de condena.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 11 de diciembre de 1979

Más información

  • Un "comando antimarxista" ha reivindicado el atentado