Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fácil triunfo azulgrana en Luxemburgo

La buena táctica defensiva del Aris Bennevoie hizo que el Barcelona superior en técnica en todo momento, sólo marcaso su primer gol a los siete minutos de la segunda parte. A ello contribuyó también el juego de exhibición que los propios jugadores azulgranas quisieron realizar, conscientes de la inferioridad del rival. Sin embargo, y pese al empate luxemburgués, premio a su fuerza y coraje, una indecisión del portero en la salida permitió a Rexach marcar a placer el segundo tanto y abrir el camino de la goleada. Simonssen, muy efectivo en el remate toda la tarde, supo concretar las más claras ocasiones de peligro, iniciadas muchas veces desde la misma defensa por parte del nuevo hombre libre señalado por Rifé, el veterano capitán Asensi. La eliminatoria, que se presumía fácil, está así sentenciada en el primer envite.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 25 de octubre de 1979