Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PCE pidió que los plenos de Coplaco fueran públicos

Emilio Ramón Rodríguez, concejal comunista del Ayuntamiento de Leganés, representante del PCE en el pleno de Coplaco, ha desmentido que la decisión del pleno de que las sesiones se realicen a puerta cerrada y que no se convoquen ruedas de prensa más que cuando la propia Coplaco lo estime conveniente fuera adoptada por unanimidad. El señor Rodríguez declaró ayer que la posición de los comunistas se centró en que los plenos fueran públicos, así como que se siguieran convocando las tradicionales ruedas de prensa.El concejal argumentó en el pleno, y así consta recogido en el acta, que los plenos deben ser públicos por la expectación que originan, dada la importancia de los temas a tratar, y porque las cuestiones urbanísticas no se refieren a problemas puramente técnicos, sino que entran en consideración aspectos políticos que es conveniente que el pueblo de Madrid conozca.

Por otra parte, el primer pleno está convocado para las 17.30 horas de hoy, y cuenta con un amplio orden del día. La postura de los comunistas, dado que no han tenido tiempo de estudiar mínimamente los temas que se llevarán para su aprobación o denegación, será la de dejar sobre la mesa todos aquellos sobre los que se plantee alguna duda. En el caso de que sean planes o proyectos tramitados por los antiguos ayuntamientos, pedirán que se devuelvan a las nuevas corporaciones democráticas y que éstas lo estudien desde el principio. Los socialistas van al pleno con una idea similar. Los puntos que se van a debatir han sido consultados con los ayuntamientos a los que afectan, y llevan el mandato de rechazar aquellos proyectos estimados como perjudiciales para los intereses de sus localidades.

Entre los temas más importantes que se debatirán en el pleno figura el informe del Consejo de Estado, por el que los proyectos de las ejes de núcleo (vías rápidas que pondrían en comunicación los cinturones de Madrid con las grandes barriadas) se desestiman en su redacción actual y se vuelve prácticamente al comienzo de la tramitación.

Se tratará asimismo el tema de las exenciones fiscales que afectan a los compradores de pisos en Fuenlabrada y otras localidades. Por último, se dará por recibido otro informe del Consejo de Estado desechando el plan de equipamientos de Moratalaz, calificado por los vecinos como un intento encubierto de Urbis para poder construir 1.500 viviendas más.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 20 de septiembre de 1979

Más información

  • El Consejo de Estado rechaza los planes de Urbis