Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos comandantes del "25 de abril", expulsados del ejército portugués

Los antiguos consejeros de la Revolución, el comandante ingeniero Pereira Pinto y el comandante aviador Costa Martins, fueron expulsados de la fuerza aérea portuguesa por la jerarquía de la aviación.En un despacho con fecha del 16 de julio pasado, que fue revelado ayer, viernes, por el semanario de izquierda O Jornal, dichos oficiales fueron pasados a la situación de «oficiales milicianos en situación de disponibilidad», que equivale a la de cualquier civil que haya cumplido el tiempo de servicio militar obligatorio, sin derecho a pensión.

Los comandantes Pereira Pinto y Costa Martins integraron el Consejo de la Revolución durante la fase izquierdista de la revolución de los claveles, siendo considerados de la facción más radical que se oponía a los moderados del grupo de los nueve, encabezado por el entonces comandante Melo Antunes.

Pereira Pinto fue uno de los responsables del Servicio Director y Coordinador de Información Militar (SCDI), clasificado como uno de los exponentes de la llamada «escalada totalitaria izquierdista», neutralizada el 25 de noviembre de 1975 por la facción moderada prooccidental de las fuerzas armadas lusas.

Por su parte, Costa Martins fue titular de la cartera de Trabajo en el quinto Gobierno provisional del general Vasco Goncalves, más tarde fue acusado de haber utilizado en provecho suyo las recaudaciones de la campaña de «un día de salario para la nación», lanzada durante su ministerio.

Tras los acontecimientos del 25 de noviembre, Costa Martins huyó a Angola, donde fue preso en enero de 1977, acusado de apoyar el complot dirigido por Ñito Alves contra el presidente Agostinho Neto.

Expulsado de la antigua colonia lusa, el ex ministro de Trabajo regresó a Portugal, presentándose a las autoridades militares.

Según O Jornal, las decisiones del Estado Mayor de la fuerza aérea han causado «alguna sorpresa» en los medios castrenses, qué aguardan en todo momento la promulgación de la ley de amnistía político-militar por parte del presidente Ramalho Eanes, como consecuencia de su ratificación en el Parlamento.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 25 de agosto de 1979

Más información

  • Costa Martins y Pereira Pinto