Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ELECCIONES MUNICIPALES

Pacto PSOE-PCE para lograr ayuntamientos con mayoría de la izquierda

Las ejecutivas del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y del Partido Comunista de España (PCE) se pusieron anoche de acuerdo, en una conversación de poco más de dos horas, para apoyarse mutuamente en la obtención de alcaldías e iniciar el camino de la unidad de acción en los ayuntamientos con mayoría de izquierdas.

Las conversaciones fueron mantenidas por sendas delegaciones, presididas por Santiago Carrillo y Felipe González, y la ejecución concreta del acuerdo será abordada por una comisión paritaria que resolverá las cuestiones que puedan plantearse en la distribución de puestos.Al término de la reunión, el ambiente parecía muy distendido por ambas partes, y, desde luego, favorable a la consecución de un acuerdo entre los dos partidos de izquierda, que excluya cualquier clase de pacto con los partidos de derecha, y, en cambio, quede abierto eventualmente a la participación de otras fuerzas de izquierda. Aunque el documento aprobado no menciona explícitamente a ningún partido, es eviden te que existe una voluntad de invitación al Partido Socialista de Andalucía para que participe en la operación, así como una disposi ción inicialmente favorable a un acuerdo con otras fuerzas naciona listas, si es que éstas se mostraran dispuestas a llevarlo a cabo.

Según las informaciones facilitadas a los periodistas por Alfonso Guerra, que actuó como portavoz, socialistas y comunistas no materializarán su acuerdo en un programa común, ya que los manifiestos electorales de ambos partidos son coincidentes y se dejará total autonomía a los municipios para disponer el orden y la prioridad de los temas a tratar.

Dijo igualmente que en la reunión se habían analizado los resultados de las elecciones municipales, y como acuerdo concreto se decidió la creación de la comisión ya citada, integrada por cuatro miembros del PCE y cuatro del PSOE, que tendrá como objetivo materializar el acuerdo general alcanzado ayer, en cada municipio, provincia y región'. Durante la reunión de anoche no se habló en ningún momento de reparto de puestos. Alfonso Guerra puntualizó que, si bien al PSOE, por ser el partido de la izquierda más votado, le corresponde la mayoría de los alcaldes, tratarían también de apoyar alcaldes comunistas en aquellos casos en que la diferencia no fuera excesivamente grande.

Respecto a la evaluación de los resultados de las elecciones municipales, el señor Guerra dijo que el triunfo de la izquierda podría haberse vísto favorecido por la «torpeza antidemocrática de Suárez con motivo de su investidura». Respecto a los resultados del País Vasco, insistió en que el único culpable del retroceso del PSOE y del PCE era UCD, Suárez y Martín Villa, cuya irresponsabilidad electoral había abocado a una situación de consecuencias incalculables y de solución difícil en extremo.

La reunión entre los dirigentes del PSOE y del PCE se celebró entre las ocho y las diez de la noche, y asistieron, por parte socialista, Felipe González, Alfonso Guerra, Enrique Múgica, Luis Gómez Llorente. Guillermo Galeote y Luis Fajardo, y por parte comunista, Santiago Carrillo, Simón Sánchez Montero, Ignacio Gallego, Carlos Alonso Zaldívar, Eugenio Triana y Enrique Curiel. La llegada de la delegación del PCE a la sede del PSOE, en la calle de García Morato -donte tuvo lugar la reunión-, se vio rodeada de una gran expectación por parte de los numerosos periodistas concentrados allí, aunque el señor Carríllo se limitó a poner de manifiesto el buen ánímo con que acudían a la reunión. Inicialmente se habla extendido el rumor de que la delegación comunista iba a mostrarse exigente en el planteamiento de la negociación dispuestos a obtener la mayor rentabilidad política a su apoyo a los alcaldes socialistas.

Según informaciones recogidas por EL PAÍS entre algunos de los asistentes, la reunión de ayer fue una de las más distendidas de cuantas han celebrado los dirigentes de ambas organizaciones. El acuerdo alcanzado se considera ya operativo, y el trabajo de la comisión creada ayer no es el de estudiar las posibilidades de una negociación, sino el de ejecutar el acuerdo alcanzado ayer. En la operación están implicados varios centenares de ayuntamientos de toda España, así como algunas diputaciones provinciales que pueden quedar en manos de la izquierda.

El espíritu demostrado por las delegaciones de ambos partidos fue el de aglutinar y consolidar los resultados electorales obtenidos por los partidos de izquierda, y en algún momento de la reunión se habló también de otras posibilidades, como la de organizar una movilización de protestas contra la situación de RTVE y sus continuas «manipulaciones informativas». Esto no implica una actuación frentepopulista, como ciertas voces de derecha han insinuado, pero sí que los dos partidos más importantes de la izquierda han dado un giro a su política y están dispuestos a consolidar una unidad de acción, a nivel municipal, que sirva de contrapeso en la vida política. del país.

Comunicado

El texto del comunicado con junto PSOE-PCE es el siguiente «Reunidas las delegaciones de los partidos Socialista Obrera Español y Comunista de España, han analizado los resultados de la elecciones municipales, constatan do el importante avance de los partidos de izquierda, lo que per mite una cooperación de los parti dos progresistas en un esfuerzo por dar un sentido democrático a la vida municipal y facilitar la participación ciudadana en el marco de posibilidades que establece la Constitución.»

«Durante el encuentro se ha acordado la creación de lana comi sión que favorezca la formación de ayuntamientos con mayoría de izquierda, con la presencia de las fuerzas progresistas que hayan obtenido concejales en las reciente elecciones. »

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 5 de abril de 1979

Más información

  • Una comisión mixta negociará la ejecución del acuerdo