Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ELECCIONES MUNICIPALES

El PCE basa su campaña en la democratización de los ayuntamientos

Treinta mil candidatos comunistas comenzaron ayer, en 1.663 ayuntamientos españoles, la campaña electoral de cara a los próximos comicios municipales. La publicidad de la campaña gira en torno a un eje central: Entra en el ayuntamiento, y los eslóganes, más concretos, continúan la línea de acción imperativa presentada por el PCE en las elecciones legislativas: «Quita un cacique, elige un alcalde», «Gana el convenio de tu barrio», «Lo primero es lo primero, exige una escuela» y «Pon verde tu barrio», entre otros.El responsable de la campaña, Carlos Alonso Zaldívar, resumió durante una conferencia de prensa celebrada ayer en Madrid los cuatro puntos básicos de la política comunista frente a los próximos comicios: construir ayuntamientos nuevos, defender y promocionar los municipios rurales y los pequeños municipios, llevar la democracia a los hechos concretos y, finalmente, utilizar las corporaciones Iocales como punto de partida para solucionar algunos de los grandes problemas del país: el paro, la inflación, el chabolismo, la marginación y la falta de agua y de electricidad.

Respecto al primer punto, construir ayuntamientos nuevos, los comunistas proponen el establecimiento de relaciones constructivas con las asociaciones de vecinos y el movimiento ciudadano, a fin de lograr una participación ciudadana lo más amplia posible en la gestión de los ayuntamientos.

La defensa de los municipios rurales y pequeños municipios está basada en la consideración de que en este país más del 20% de la población se encuentra agrupada en pequeñas corporaciones. Para llevar la democracia a los hechos concretos, el PCE presenta como alternativa la colaboración de todas las fuerzas democráticas sobre un plan de catorce puntos elaborado por los comunistas y que éstos piensan someterlo a discusión al día siguiente de la celebración de las elecciones municipales. En este sentido, el responsable de la campaña señaló que tendrán una consideración especial con los socialistas, dado que se trata de una opción de izquierdas, para llevar una acción conjunta en los ayuntamientos.

«El día 4 de abril -dijo Alonso Zaldívar- los comunistas pondremos encima de la mesa de todos los ayuntamientos españoles un programa de dos partes: la democratización de las corporaciones (que supondría, en principio, la cesión de poderes por parte del alcalde y en favor del pleno y la participación directa de los ciudadanos) y un plan de actuación para resolver temas muy concretos. Si las fuerzas democráticas, y especialmente el PSOE, están de acuerdo en negociarlo, es muy probable que aumente considerablemente el número de alcaldes socialistas.»

Estas declaraciones vienen a confirmar la noticia publicada en EL PAIS el pasado 22 de febrero, sobre negociaciones entre socialistas y comunistas para elaborar, un programa común en la alcaldía de Madrid, información facilitada en su día por fuentes del PSOE y confirmada por miembros del comité provincial del PCE y que Mundo Obrero se encargó al día siguiente de desmentirlo, calificando la información de EL PAIS como un bulo y una infamia.

Los responsables de la actual campaña municipal afirmaron también que se va a reducir el número de mítines, «teniendo en cuenta el cansancio del electorado tras las legislativas», y, que la orientación del voto se va a realizar mediante la visita a barrios y fábricas por parte de los 30.000 candidatos comunistas. El presupuesto de financiación de las municipales del PCE es de veinte millones de pesetas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 13 de marzo de 1979

Más información

  • Se va a reducir el número de mítines