Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Groenlandia decide hoy el grado de autonomía respecto de Dinamarca

Veintiséis mil groenlandeses deciden hoy, en referéndum, sobre si desean o no la autonomía respecto de Dinamarca, de la que su isla, la mayor del mundo, es provincia desde 1953. Las previsiones aventuradas en Copenhague, en relación con el resultado de esta consulta popular, apuntan hacia una actitud mayoritaria favorable a la autonomía. De ser así, la isla, de 2.200.000 kilómetros cuadrados y 50.000 habitantes, iniciará el primero de mayo próximo la auto-administración en las competencias monetaria, orden interior, educación y cultura, mientras Dinamarca seguirá manteniendo su representación exterior y el Ejército.

Con ocasión de una visita a la isla por el jefe del Gobierno danés, Anker Joergensens, en agosto de 1977, en la que grupos nacionalistas radicales agredieron a la delegación de Copenhague, el clima político de Groenlandia ha reflejado progresivamente un mayor distanciamiento entre los sectores radicales que quieren una independencia inmediata de la corona danesa y los que mantienen la posibilidad de una autonomía en tanto la isla no haya alcanzado un nivel productivo que le permita dar un nuevo paso hacia la absoluta autodeterminación.

Groenlandia podría, en este caso, seguir el ejemplo de otra provincia insular danesa, las islas Faeroee, autónomos desde hace treinta anos y que han preferido no permanecer en el Mercado Común en régimen de asociación con Copenhague. En el caso de Groenlandia, los políticos más significados de la isla son partidarios de estructurar su política pesquera sobre nuevas bases y establecer algún vínculo con las poblaciones esquimales de los países nórdicos en este sentido.

Respecto de Dinamarca, los groenlandeses recriminan a Copenhague una «explotación y expolio de su suelo».

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 17 de enero de 1979