Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gil-Robles (hijo) no ha solicitado aún su ingreso en el PSOE

José María Gil-Robles (hijo), Miguel Bermudo, Vicente Sánchez, Vicente Llorca y Clemente Vicente, han presentado su dimisión como miembros del consejo de la Federación Demócrata Cristiana (FDC). El señor Gil-Robles y Gil-Delgado manifestó a EL PAIS que no había tomado ninguna decisión respecto a la posibilidad de solicitar su ingreso en el PSOE.

Por su parte, el señor Sánchez, secretario de prensa de la FDC, declaró a Europa Press que «estas decisiones hay que meditarlas mucho» y añadió que «estamos también sujetos a la definición concreta que adopte el PSOE y en especial si deja el marxismo y asume una línea socialdemócrata. No nos vamos a ir esta tarde o mañana».Los señores Gil-Robles, secretario de relaciones políticas de la FDC; Bermudo, secretario de organización, y Sánchez, de prensa, son los tres nombres cuyo posible ingreso en el PSOE se ha barajado.

El señor Gil-Robles añadió en sus declaraciones que lo único que podía afirmar era su dimisión en la FDC, y que «todo es posible, pero no tengo tomada ninguna decisión. No hay que tener demasiada prisa ni tomar decisiones precipitadas».

«Ahora hay que ayudar a los que siguen en el comité -prosiguió- y resolver muchos problemas. »

Las decisiones finales en cuanto a la Federación, se tomarán el próximo 10 de febrero, con ocasión del congreso que la FDC celebrará en Zaragoza.

La salida de los ahora dimitidos provocará, sin duda, nuevas bajas en la Federación -que ya actualmente cuenta con escasos militantes- dado el liderazgo que ejercen. De forma que en el próximo congreso podría plantearse la propia supervivencia del partido.

Los señores Gil-Robles, Bermudo y Sánchez han mantenido conversaciones con dirigentes del PSOE. El lunes pasado asistieron a la fiesta que organizaron los socialistas con motivo del. referéndum constitucional, si bien lo hicieron en calidad de invitados y como miembros de otro partido, pero durante la reunión y a título privado hablaron de su posible incorporación al partido. El señor Sánchez ha manifestado textualmente que «hay conversaciones con el PSOE sobre este ingreso nuestro».

Una de las dificultades que podrían plantearse para algunos de los dirigentes democristianos es que en el PSOE hay que ingresar necesariamente como militantes de base. Por otra parte, y por lo que hace al señor Gil-Robles, fuentes consultadas por EL PAIS aseguran que también se han sopesado razones familiares que aconsejan prudencia en la decisión, por cuanto la tradición política del apellido se vería bruscamente interrumpida de consumarse el ingreso del señor Gil-Robles y Gil-Delgado en las filas socialistas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 17 de diciembre de 1978

Más información

  • Dimisiones en la Federación Demócrata Cristiana