Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un apuñalado y treinta heridos en el Sevilla-Betis

Un espectador apuñalado y otros treinta heridos constituyen el balance de los graves incidentes producidos anoche en las gradas del campo del Sevilla, con ocasión del partido Sevilla-Betis, final del trofeo de verano disputado en la localidad andaluza. El apuñalado, Manuel Domínguez Gil, fue trasladado en gravísimo estado a la residencia García Morato, donde a la hora de cerrar esta edición estaba siendo operado. Se desconoce el nombre del agresor.

Los incidentes se produjeron en la primera parte, en la que las incidencias del juego prendieron los ánimos de los espectadores. El fútbol de los dos equipos era rápido, vivo y duro, y las entradas de los defensas de uno y otro equipo levantaban protestas entre los espectadores que daban lugar a riñas. Estas se fueron extendiendo por las gradas y el número de peleas fue incalculable. Treinta personas precisaron asistencia médica en las instalaciones del estadio, y un espectador apuñalado fue retirado del mismo en gravísimo estado -varios testigos se atrevían a afirmar su muerte- sin que se consiguiera identificar al agresor.

El trofeo se lo adjudicó el Sevilla por medio de un gol conseguido por Scotta, de penalti, en el minuto 54. Muhren, del Betis, había fallado a su vez otro penalti en el 31. Por el Sevilla jugaron Gustavo; Juanito, Gallego, Alvarez, Sanjosé; Blanco (Sánchez Barrios), Yiyi (Jaén), Rubio; Scotta, Montero y Bertoni (Varela). Por el Betis, Esnaola; Killer, Muhren, Cobo, Gordillo; López (Benítez), Alabanda (Megido), Ortega; Cardeñosa, Villalba (Del Pozo) y García Soriano. Arbitró Lamo Castillo, que recibió dos botellazos que precisaron asistencia médica. El partido fue presenciado por 80.000 espectadores que abarrotaban el campo del Sevilla. En el primer tiempo el árbitro ignoró tres claros penaltis en el área sevillista, para después señalar uno que no existió y que falló Muhren.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 26 de agosto de 1978

Más información

  • Batalla en las gradas del Sánchez Pizjuán