Los masones piden que se modifique la Constitución

El Supremo Consejo del Grado 33 del Rito Escocés y el Grande Oriente Español, organismos máximos de la masonería española, han hecho público un comunicado en el que solicitan que se modifique el artículo 21 del proyecto de Constitución a fin de que no queden excluidas las asociaciones secretas y, por consiguiente, se puedan declarar algún día anticonstitucionales sus organizaciones.Recuerdan los masones españoles que muchos de ellos fueron perseguidos por la dictadura franquista. «Muchos fueron físicamente eliminados o tuvieron que exiliarse, y los sobrevivientes fueron encarcelados, depurados y marginados», añaden. Asimismo, señalan que los bienes del Grande Oriente fueron confiscados, y que con los documentos y bienes que habían pertenecido a las logias, el general Franco formó el llamado Archivo Masónico de Salamanca, que todavía no ha sido devuelto a sus auténticos propietarios.

Los máximos responsables de la masonería en nuestro país explican que la masonería no está prohibida en ningún país de Occidente, salvo en Italia, país que, aunque no la reconozca legalmente, ha tenido que tolerar su existencia.

En su opinión, el artículo 21 del proyecto de Constitución, que en su apartado 5 prohíbe las sociedades de carácter paramilitar y secretas, podría dar cauce a futuras peticiones de anticonstitucionalidad de la masonería, puesto que en gran parte de la bibliografía masónica se considera a las logias «sociedades secretas». «Si como se ha dicho, lo que los diputados han querido prohibir ha sido las sociedades clandestinas, debe procederse a sustituir el adjetivo y no introducir equívocos», prosiguen.

Argumentan que la masonería no tiene actualmente en España ningún impedimento para legalizarse, porque puede, sin ningún inconveniente, presentar sus estatutos ante el Registro Oficial, pero que, según la, regularidad masónica, es imposible que sus reuniones rituales se celebren en la presencia de profanos. Es esta característica la que hace que se le pueda considerar asociación secreta.

Para evitar posibles situaciones conflictivas en un futuro inmediato, las dos máximas autoridades de la masonería en España, el gran comendador del Supremo Consejo del Grado 33 del Rito Escocés, Julián Calvo Blanco, y el gran maestre del Grande Oriente Español, Francisco Espinar Lafuente, hacen un llamamiento a todos los partidos políticos parlamentarios y al Gobierno para que se modifique el mencionado artículo constitucional. Proponen que se suprima la mención a las asociaciones secretas o se sustituya por asociaciones clandestinas. En el caso de que esto no sea posible, solicitan que dichos partidos emitan una declaración, conjunta o por separado, que quede recogida en las actas del debate de la Constitución en la que se afirme que en el artículo 21, apartado 5, de la misma no se entiende incluida a la masonería.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS