Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Atletismo

Suiza, favorita en la Westathletic

La quinta edición de la Westathletic comienza hoy en Sittard, pequeña y apacible ciudad holandesa, a caballo entre Bélgica y Alemania. La organización designó el motel del aeropuerto como alojamiento del equipo español. Hay quien piensa en una encerrona, pues no hay que olvidar que el enemigo de Holanda a batir es España.La situación, sin embargo, no es tan dramática. El tráfico aéreo es escasísimo y diurno. No obstante, son insalvables los desplazamientos para entrenar, comer y cenar hasta Sittard. Pero, por una vez, no hubo improvisación y el haber llegado aquí el jueves dio lugar a que ayer los atletas tuvieran tiempo suficiente para el descanso y el entrenamiento. Lo primero, fundamental para algunos, ya que hubo atletas que por exigencias del trabajo tuvieron que viajar la noche anterior para integrarse a la expedición el jueves por la mañana o que se sumaron a ella en el último momento, ya a punto de embarcar, por exámenes. También los hubo menos afortunados y que hicieron el viaje ayer mismo por su cuenta al no disponer de permisos laborales. Cuando los atletas españoles gocen de las mismas prerrogativas que otros deportistas, se les podrá exigir responsabilidades, mientras tanto, seguiremos teniendo un atletismo de segunda fila, un atletismo de Westathletic.

El primer puesto de la competición, en teoría, lo tiene adjudicado Suiza. Luego estará la lucha entre Bélgica y España por el segundo, si bien Holanda quiere meter baza en los puestos de honor. Según el ranking de la pasada temporada, Suiza debe ganar fácilmente y España a Bélgica por dos puntos, con victorias individuales en 110 metros vallas, pértiga y relevo 4 x 100. Esto en lo referente a la competición masculina; la femenina, más de un sexto puesto no se le da a España. Al haber por vez primera ocho naciones -Suiza, Bélgica, Holanda, Austria, Dinamarca, Portugal, Irlanda y España-, al menos evitará quedar de farolillo rojo. Será interesante comprobar a quién va a ayudar la reciente incorporación de portugueses e irlandeses, ya que en algunas pruebas se meterán entre medias restando puntos a los demás competidores.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 17 de junio de 1978