Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La línea radical domina el partido abertzale HASI

La remodelación de las bases ideológicas de la organización puede considerarse el aspecto más debatido, y al mismo tiempo el más conflictivo, del primer congreso constituyente de HASI (Partido Popular Socialista Revolucionario), en el que la línea dura del partido logró imponer como tareas básicas del mismo la intensificación de la lucha de masas y la ampliación de los métodos de lucha institucional, frente al sector partidario de invertir los términos.La composición de fuerzas quedaría finalmente reflejada en la elección del comité central del partido en el que únicamente permanecen seis de los doce miembros de la comisión permanente, creada ha ce ocho meses en la asamblea fundacional del partido. Santiago Brouard y Txomin Zilueta, dos de los supervivientes, fueron elegidos respectivamente presidente y secretario general de la organización. Este último, detenido en 1969, acusado de formar parte de la oficina política de ETA, fue amnistiado en 1976, tras siete años de cárcel.

Los cuatrocientos delegados asistentes al congreso estudiaron la posible convergencia con LAIA (Partido de los Trabajadores Revolucionarios Patriotas) -que lo han solicitado oficialmente-, mostrándose partidarios de un proceso abierto de fusión con esta organización y otros grupos políticos y populares situados en la izquierda abertzale. Asimismo HASI se reafirmó en su deseo de fortalecimiento de KAS (Koordinadora Abertzale Sozialista), la mesa de Alsasua, y la coalición Herri Batasuna -HASI, LAIA, ANV, ESB.

En una rueda de prensa celebrada ayer en Bilbao, representantes del comité central recién elegido declararon que en el congreso no se había hecho una valoración de las formas de lucha de ETA. En torno a este tema afirmaron: «Las formas de lucha armada desarrolladas contra la dictadura franquista y los métodos de lucha que la organización annada lleve a cabo en el futuro contribuyen a la búsqueda y solución de los problemas de Euskadi.»

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 17 de mayo de 1978

Más información

  • Tras la celebración de su primer congreso