Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tensiones internas en UCD a causa de la secretaría de organización

La designación del candidato para la vacante producida en la secretaría de organización de Unión de centro Democrático (UCD), desocupada desde el nombramiento de Salvador Sánchez Terán como ministro, está ocasionando tensiones en el seno de la comisión ejecutiva del partido gubernamental, que se entrevistó ayer por la tarde con el presidente del Gobierno. Adolfo Suárez, en el palacio de la Moncloa.

El nombramiento deberá ser efectuado por el consejo político de UCD, que aún no ha sido convocado. En la reunión con el señor Suárez, los miembros de la ejecutiva se limitaron a analizar las distintas posibilidades, según palabras del secretario de información, Guillermo Medina, que se negó a especificar cuáles son las opciones planteadas. «Hemos tratado preferentemente -añadió- de la coordinación entre el Gobierno y el partido y del tema de las islas Canarias. El presidente nos ha explicado un plan de acciones intensivas en defensa de la españolidad de las islas, plan que será dado a conocer por el propio Gobierno.»Las opciones que se barajan en estos momentos para cubrir la secretaría de organización son las siguientes: que sus competencias sean asumidas por la secretaría de acción electoral, dirigida por Arturo Moya; la elección de una personalidad como Luis Ortiz, ex ministro de Obras Públicas, no vinculado estrechamente a ninguna de las tendencias ideológicas de UCD y la elección de una personalidad vinculada a alguna de esas tendencias, como Luis Gamir o José María Martín Oviedo. Parece, sin embargo, que el presidente Suárez se muestra más cercano a la segunda opción.

La posibilidad de que Arturo Moya asuma las competencias organizativas fue defendida ayer por el secretario de acción ciudadana de UCD, Gonzalo Casado, quien, en unas declaraciones a la agencia Efe, manifestó ayer que lo aconsejaban razones de operatividad. La candidatura del señor Moya es apoyada por el sector más progresista de UCD que contempla con cierta preocupación el casi seguro acceso de los democrata cristianos Miguel Herrero de Miñón y Xavier Tussel, a la presidencia y secretaría general de la organización del partido en Madrid. El propio señor Herrero de Miñón declaró ayer en los pasillos del Congreso de Diputados que su nombramiento no era inverosímil, aunque declinó hacer más comentarios. Como se recordará la presidencia de UCD en Madrid ha que dado vacante con el nombra miento de José Luis Álvarez como alcalde de la capital y el secretario general, el socialdemócrata Armando de Benito, ha presentado la dimisión.

El señor Casado hizo ayer un llamamiento para que se convoque y se celebre inmediatamente el congreso constituyente del partido. «Un retraso -dijo a Efe- podría entrañar un riesgo de graves consecuencias para el futuro democrático de UCD». Añadió que habla que evitar posibles estancamientos, que crearían con el tiempo hábitos no democráticos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 2 de marzo de 1978

Más información

  • La comisión ejecutiva se reunió ayer con Suárez