Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Bolsa y el asesinato de Viola

La jornada bursátil de ayer se desarrolló en un ambiente negativo, contratándose cantidades pequeñas, aunque el resultado final no ha supuesto un retroceso excesivo en contra de lo que cabía esperar una vez iniciada la sesión.Todo hacía prever que la sesión se desarrollaría con tendencia alcista, ya que existían datos que así lo hacían intuir al comienzo de la jornada. En efecto, el incremento del índice del coste de la vida, anunciado en la tarde del martes, y que supone un frenazo importante en el proceso inflacionista español y los resultados de comercio exterior, especialmente en el mes de diciembre, hacían suponer una bondadosa recepción por parte de la Bolsa. Este recibimiento se vio truncado por el anuncio del asesinato del ex alcalde de Barcelona y su esposa, en Barocelona.

A la hora de valorar los movimientos bursátiles, no hay que desechar todo este tipo de indicadores, tanto económicos como humanos, que juegan un papel importante en el movimiento del índice. Así ocurrió ayer, cuándo al inicio de la sesión llegó la noticia del asesinato de Viola, con lo que cayeron cualquier tipo de expectativas alcistas.

Eléctricas y constructoras han operado negativamente, y únicamente el sector químico logró un marcado equilibrio, al igual que el bancario, aunque este último marcó alguna baja oscilada.

Para la sesión de hoy, las expectativas eran poco menos que nulas, y habrá que esperar el desarrollo de la sesión para conocer, cómo responde la Bolsa a los últimos acontecimientos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 26 de enero de 1978