Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Los discos de RTVE "El mundo de la música" estaban editados con anterioridad y a menor precio

Periódicamente las altas esferas de RTVE sienten necesidad de difundir parte de lo que se viene en llamar «cultura». En esta ocasión optaron por una propuesta de la casa Zafiro. Una gran campaña publicitaria da cumplida noticia de ello. Sin embargo, existe algo extraño: los discos que se venden a 225 pesetas se vendían hasta poco antes del nuevo lanzamiento a cien pesetas. Sobre ello informa Angel S. Harguindey.

Todos los discos y cassettes que han sido lanzados hasta el momento en la colección RTVE El mundo de la música, al precio de 225 pesetas, existían ya en el catálogo de la marca Zafiro y se vendían a un precio notablemente inferior, cien pesetas, al menos en las últimas ofertas a los grandes almacenes y tiendas especializadas.Para cualquier profano el simple enunciado de la diferencia de precios suena a «escándalo», puesto que además se sabe que la venta media de cada título -tanto en disco como en cassette- está en los 100.000 ejemplares semanales, con las consiguientes reducciones en los costes al ser tan amplias las tiradas. Sin embargo, y tras consultar con las dos empresas involucradas en la colección -Zafiro y RTVE-, todo es perfectamente lícito y limpio de toda sospecha.

Si se comparan las fichas técnicas de la colección RTVE El mundo de la música con el catálogo de la casa Zafiro, previo al lanzamiento de la mencionada serie, se comprueba que, por ejemplo, el Scheherezade, de Rimsky-Korsakov, por la Orquesta Sinfónica de Munich, dirigida por Albert Lizzio, que tiene la referencia ZTV3 (Zafiro-Televisión-número 3), corresponde al disco de los fondos de Zafiro con referencia ZOR 5026. El disco y cassette ZTV4 es el antiguo disco de Zafiro ZOR 5009. La referencia ZTV5, correspondiente a la suite de Carmen y suites 1 y 2 de L'Arlesienne, de Bizet, por la Orquesta Sinfónica de Viena, dirigida por Hans Hagen, es exactamente el viejo Zafiro ZOR 5013. El número 6 de la nueva y popular serie corresponde a una síntesis de dos discos de los fondos de la empresa mencionada: los que tenían de referencia los números ZOR 5045 y 5047. El número siete corresponde al ZOR 5066. La Quinta sinfonía de Beethoven, que hace el número ocho, es el disco Zafiro ZOR 5087, y el número 9, es el inevitable y viejo Zafiro ZOR 5101. Por otra parte, hay que dejar constancia que la tan mencionada casa Zafiro retiró de las tiendas sus stocks de discos a cien pesetas poco antes de la irrupción de la nueva colección RTVE El mundo de la música.

Algunas opiniones

Desde el pasado 5 de septiembre, y con periodicidad semanal, se Puso a la venta una nueva colección de ediciones musicales, en cassettes y discos, que con el título de Colección RTVE, «El mundo de la música», distribuye la empresa Zafiro. La nueva colección tiene todos los componentes formales típicos de las campañas de «difusión cultural» tan apreciadas por la, Administración de las épocas pretéritas. Sin embargo, existen algunos factores distintivos que merecen la pena ser analizados y comentados.Si hace años se editó y distribuyó una colección de libros RTVE a precios muy asequibles y con una selección de textos que respondía al mismo concepto de «difusión cultural», en aquella ocasión se mantuvo un precepto legal que en esta ocasión no se guardó: las empresas privadas que obtuvieron la contrata para las ediciones de libros acudieron a una subasta en competencia con otras empresas editoriales. Los discos y cassettes de RTVE El mundo de la música los produce y distribuye una empresa privada, la ya citada Zafiro, sin haber pasado por los trámites administrativos previos.

«En realidad lo que RTVE hace es vender el título de un programa a una empresa privada. En este caso el título es el de El mundo de la música -declaró a EL PAIS José María Otero, subdirector de comercialización de RTVE-. No se ha sacado a subasta por la misma razón que no se subasta un guión o el contrato de un actor para un determinado papel. Es decir, cuando RTVE no toma la iniciativa, sino que acepta la de una empresa privada, no hay por qué subastar. Las condiciones del contrato con Zafiro son las de un 5% del precio de venta al público y de otro 5% en el caso de que los beneficios obtenidos por la venta superen los gastos de la empresa en publicidad, puesto que consideramos que dicha inversión publicitaria es un beneficio directo para RTVE y los fines que se persiguen con la edición de esta colección.»

Las fuentes consultadas en Televisión y en la empresa editora coinciden en señalar que la colección no va dirigida a los aficionados a la música clásica -«algunos de ellos tendrán varias versiones de las obras»-, sino a toda la gente que en realidad no tienen ningún o muy pocos conocimientos musicales. Esta aclaración es obvia, puesto que en los medios especializados consultados no se pudo obtener ningún comentario favorable a la calidad musical de las versiones y las grabaciones. José María Otero, sin embargo, nos relató la siguiente anécdota: «Cuando nos propusieron los planes y títulos de edición hicimos unas pruebas con algunos expertos que escucharon dos versiones de la misma obra sin poder aclarar cuál era la de una gran orquesta y cuál la de la colección El mundo de la música. Somos conscientes de que no satisfará a los críticos, pero en cualquier caso supone una divulgación de obras musicales con una calidad aceptable. El comité de selección de las obras y versiones -que lo es de la casa Zafiro- está compuesto por personas que nos merecen toda confianza en este terreno. Son los señores Angulo, Bernaola, León Ara (subdirector general de Música) y Carmen Grau. Ellos nos propusieron una serie de títulos, y la subdirección de Programas Musicales de RTVE (Enrique de las Casas) y la de Comercialización, que llevo yo, están encargadas de velar por la calidad de las obras y versiones y por los aspectos financieros, respectivamente.»

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 26 de noviembre de 1977