Disculpas vanas,

Las disculpas en fútbol tras las derrotas a base de echar la culpa a los árbitros se acaban día a día, felizmente. La nueva ola de colegiados no deja opción, con su integridad comprobada y hasta con su calidad técnica, para habladurías. El nuevo ejemplo del señor De Sosa en Gijón el domingo, sin ir más lejos, bien lo demuestra.Sin embargo, aunque la razón fundamental de que los partidos no los ganen los equipos la sigan teniendo, mal que les pese, los mismos equipos, parece que sigue, habiendo señores sin enterarse. Marcel Domingo -con la curiosa salvedad hecha por él mismo de que hasta ahora en lo que va de temporada, no había protestado- lanzó denuestos sin,fin contra el colegiado del. partido Madrid-Valencia.

El señor Ausocua no es que brillara en su actuación, pero, desde luego, no colaboró a que el equipo de la ciudad del Turia, entrenado por el señor Domingo, jugara tan mal como lo hizo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 07 de noviembre de 1977.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50