El inspector Matute, amnistiado

José Matute Fernández, antiguo comisario-jefe de la Brigada de Investigación Social de Santa Cruz de Tenerife, quien debía comparecer el próximo día 9 de noviembre ante la Audiencia Provincial tinerfeña, acusado de haber dado muerte, mientras le interrogaba, al trabajador Antonio González, padre de cuatro hijos, ha sido amnistiado por aplicación de la reciente ley de Amnistía.

El inspector Matute se encontraba desde la fecha de su procesamiento en prisión provisional, en Madrid. Al mismo tiempo también ha sido amnistiado el cabo de la Guardia Civil José González Alvarez, que se hallaba procesado en grado de complicidad en la misma causa que el inspector Matute.La amnistía de ambos tiene su base en el artículo cuarto de la ley de Amnistía, en el que se afirma que «quedará también extinguida cualquier responsabilidad penal en que pudieran haber incurrido las autoridades, funcionarios y agentes de¡ orden público, con motivo u ocasión de la investigación y persecución de los delitos amnistiados por esta ley».

Cinturón negro, tercer dan, y profesor nacional de defensa personal, el antiguo comisario-jefe de la Brigada de Investigación de Tenerife ya había sido objeto de numerosas denuncias por malos ¡ratos, que nunca prosperaron, aunque a causa de las torturas ocasionadas al estudiante Julio Manuel Trillo en septiembre de 1975, precisamente un mes antes de dar muerte mediante las mismas técnicas al. obrero Antonio González, fue condenado a cinco meses de arresto mayor y a seis años de destierro de Santa Cruz de Tenerife por los delitos de lesiones y coacciones con las agravantes de abuso de superioridad.

La detención del trabajador Antonio González se llevó a cabo la madrugada de¡ 30 de octubre de 1975 por seis miembros de la Delegación Especial de la Dirección General de Seguridad para Canarias, mandado por el jefe de la Brigada Social, José Matute, acompañados de cinco funcionarios del Servicio de Información de la Guardia Civil.

Iban en busca de explosivos, aunque tras un minucioso registro no encontraron ni propaganda subversiva. El auto de procesamiento, dictado por el juez Rodolfo Soto después de superar constantes dificultades por parte de los interrogados, dispuestos a impedir la investigación judicial, relata cómo se llevó á cabo el interrogatorio, en el que, encontraría la muerte Antonio González Ramos.

«Estando Antonio -se dice en el sumario- con las muñecas en la espalda y tanfuertemente es posadas que luego aparecerían erosionados, el inspector Matute le golpeó repetidamente con la mano abierta en el cuello, propinándole rodillazos en el estómago, arrinconándole contra la pared, y, una vez derribado en el suelo y en posición decúbito supino, se dejaba caer con las rodillas sobre la caja torácica y boca del estómago, ocasionándole, según reveló la autopsia, fractura de la segunda a la séptima costilla izquierda, así como la quinta, sexta y séptima costilla derecha, fracturándole asimismo el esternón, con hemorragia en el medioastino anterior y produciéndole asimismo múltiples lesiones, con hígado desgarrado y con hematomas en celda renal derecha, alcanzándole la columna vertebral, en la que se dio una ligera infiltración sanguínea, lo que causó la muerte del señor Antonio González Ramos ... »

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 26 de octubre de 1977.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterBECAS VERANO

Lo más visto en...

Top 50