La energía solar, oportunidad para los países en desarrollo

ENVIADO ESPECIAL, Dentro de la sesión dedicada a la «Conversión física de la energía solar», celebrada ayer en el marco del simposio que sobre energía y desarrollo se celebra en Barcelona, destacó la presencia del doctor israelí H. Tabor, de la Fundación de Investigación Científica de Jerusalén, que presentó una ponencia sobre la desalinización de agua de mar por energía solar, actividad en la que este científico ha logrado grandes resultados en Israel.

En unas declaraciones a EL PAIS, el doctor Tabor señaló con respecto a los programas nucleares: «Supongo que, como la mayoría de las personas capaces de pensar, me siento preocupado por la proliferación nuclear. Personalmente no me opongo a ello, siempre que su expansión sea moderada y se acepte como una tecnología de transición».

Refiriéndose a la alternativa de la energía solar para nuestro país, recomendó que España debe tratar de aplicar las tecnologías ya aplicadas sin permitirse el lujo de desperdiciar recursos.

Tabor aclaró que en Israel la aplicación de las técnicas solares ya existe comercialmente, tanto en la producción de energía eléctrica como en la de agua potable a partir del agua del mar.

Más adelante reconoció que el verdadero sentido de la crisis energética radica en la incapacidad de la humanidad para seguir produciendo la energía con un crecimiento exponencial.

Entre otras ponencias destacaron también las de los españoles A. Luque, de la Escuela de Ingenieros de Telecomunicaciones de Madrid, que versó sobre «La conversión fotovoltaica», y la de R. Margalez, del departamento de Ecología de la Universidad de Barcelona, sobre «La producción primaria de los océanos».

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 20 de octubre de 1977.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterPerfiles Profesionales 2022

Lo más visto en...

Top 50