Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Izquierda Democrática se separa de la Federación Demócrata Cristiana

«El 15 de junio lo perdimos casi todo, salvo el honor», dijo ayer Joaquín Ruiz-Giménez, que fue designado presidente de honor de Izquierda Democrática (ID), en un congreso del partido, bastante borrascoso, en el que Manuel Villar Arregui,resultó elegido presidente, y se acordó que ID se separase de la Federación Popular Democrática, encabezada por los señores Gil Robles.De esta forma la Federación las deudas Contraídas durante la campaña electoral.

Por otra parte, Jaime Cortezo, secretario general del partido, y Joaquín Antunes, secretario de Relaciones Exteriores, han solicitado la baja y se espera que también lo haga Eugenio Nasarre, junto con otros militantes de base.

En la tarde de ayer comenzó también el congreso de la FDC, en el que los líderes de ID ratificaron la decisión de separarse de la Federación. En el turno de intervenciones hay que señalar la de Antonio Vázquez, que se mostró decidido partidario de la integración en la Unión de Centro Democrático. Aludió a los resultados de las elecciones para la FDC, a los que calificó de «absoluta descalificación política», y señaló la dificultad de constituirse en tercera fue fuerza frente a UCD y PSOE. Mabel Pérez Serrano y Delia Rivera se manifestaron en idéntico sentido.

Página 11

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 25 de septiembre de 1977

Más información

  • Villar Arregui, nuevo presidente