Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Amenazas extremistas contra la familia de "Apala" y Juan María Bandrés

El alcalde del concejo de Ansoaín, Alfredo García, ha recibido una carta firmada por BVEAF, un supuesto comando de Guerrilleros de Cristo Rey, en el que después de manifestar que «España no perdona a los traidores», señala que tanto la madre como el hermano y la tía de Miguel Angel Apalategui, Apala, «pronto serán sacrificados lo mismo que conejos.»

«En cuanto a otro bandido, atracador y asesino a sueldo, abogado de secano, señor Bandrés, y su esposa, a tiene exigimos, Ios harás igualmente saber que también tiene los días contados para difrutar del dinero que han atracado a los atracadores de ETA, que muy pronto aparecerán con el estómago lleno de plomo.»Más adelante la carta señala lo siguiente: «Recuerda bien lo que le pasó a Pertur Bergareche, pues tiene cinco días de plazo para que esta carta aparezca publicada en la prensa o de lo contrario te espera la misma suerte que a él. Primera y última vez que avisamos y ojo, mucho ojo con la marrana marcha de la libertad. ETA, rojos, fascistas, y terroristas para Rusia, las malas semillas estorban en España. España (si), Euskadi (no) todos asesinos. Viva el Rey. Arriba los Guerrilleros de Cristo Rey. Radio Loyola: te volveremos a quemar.»

Al parecer es la segunda carta que presuntos Guerrilleros de Cristo Rey envían a Alfredo García.

El Consejo de Estado decidirá

El abogado de Apala, Miguel Castell, ha declarado que «para la legislación sobre asilo nosotros político, derechos del refugiado, etcétera, debía impedir esta extradición. Pero, querámoslo o no -añade-, estamos en presencia de un proceso político y, dado el fun cionamiento y las vínculaciones de estos procesos no podemos ocuitar que existe la posibilidad de, que el Estado francés entregue a Alpala al Gobierno español».En las mismas deciaraciones que recoge la agencia Europa Press, el señor Castell explica que la sentencia del tribunal que juzgue a Apala no es firme. aunque si no concede la extradición, el Gobierno francés no puede acceder a ella. Sí la sentencia es favorable,a la extradición debe ser confirmada o denegada por el Gobierno francés, y si éste se ratifica en su postura cabe un recurso ante el Consejo de Estado, que decidirá en último término.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 22 de julio de 1977