Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un difícil circuito

El circuito de Le Mans tiene 13,6 kilómetros y requiere 32 cambios de marcha por vuelta. El punto 1 es una pequeña recta en la que se da la salida v la llegada. Como se aborda tras una «chicanne» (curva y contracurva cerrada), es una parte lenta. La curva siguiente, 2, se toma ya a 260 km/h. en quinta velocidad, para después tomar en tercera el 5 e inmediatamente introducir la segunda para el ángulo 6. A partir de ahí, todo es aceleración y, al final de la enorme recta de siete kilómetros, se ha llegado a cronometrar 388 km / h. (¡). El ángulo 8 es la parte más lenta del circuito, pues hay que tomarlo en primera, después de haber frenado brusquísimamente para detener el vehículo que rodaba a tan elevada velocidad. De aquí se pasa, después de haber llegado a alcanzar casi 300 km/h. en el punto 9, a la zona más virada del circuito, como son los puntos 10 y 11, donde vuelve a introducirse la primera velocidad por segunda vez. Otra zona rápida, el 12, y se llega a las eses 13 y 14, que se pasan en tercera y cuarta, para terminar en la «chicanne», en la que, por tercera y última vez, habrá que introducir la primera velocidad. De ahí a la meta ya todo es aceleración.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 11 de junio de 1977