Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Subsiste el desacuerdo entre socialistas y democristianos italianos

El secretario general del Partido Demócrata Cristiano Italiano (DCI), Benigno Zaccagnini, le anticipó ayer a su colega del Partido Socialista (PSI), Bettino Craxi, que su partido considera «prematuro» un pronunciamiento- formal sobre la crisis política italiana, aunque, sin embargo, está dispuesto a nuevas conversaciones con el PS.Tras las negociaciones mantenidas hasta hace unas horas por la DCI con los sectores de la «abstención», los partidos de izquierda han reiterado la necesidad de formar un «gobierno de emergencia». La Democracia Cristiana ha logrado lo que se ha calificado de «entendimientos técnicos» en materia económica con los socialdemocráticos, los liberales y los republicanos, y con el Partido Comunista, de Enrico Berlinguer no hay, según la DCI, «difIcultades insuperables». Los problemas de fondo subsisten con los socialistas, sobre todo en relación con el orden público.

Entretanto, hoy se realizará en Roma la concentración anunciada por el movimiento estudiantil tras los trágicos sucesos de la semana pasada. Los grupos radicalizados de los «autónomos» han quedado en minoría en las asambleas estudiantiles previas, y su acción de hoy se reducirá, probablemente, a una simple «sentada» en el campus universitario

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 19 de mayo de 1977