Cartas al director
Opinión de un lector sobre una información publicada por el diario o un hecho noticioso. Dirigidas al director del diario y seleccionadas y editadas por el equipo de opinión

Las tarifas de la Renfe

De nuevo suben las tarifas de la Renfe, lo que puede estar más o menos justificado. Pero lo que sin duda debe hacer esa empresa, antes de exigir nuevos sacrificios a Los usuarios, es suprimir por completo los numerosos y abusivos privilegios de que indebida e injustamente disfrutan no pocos españoles, que gozan de una situación económica muy desahogada.En efecto, son muchos los altos funcionarios de varios ministerios y los pertenecientes a cuerpos y organismos bien pagados (incluso espléndidamente remunerados) que disfrutan de cuantiosas rebajas en los ferrocarriles, incluso cuando no tienen ninguna relación profesional con la Renfe. Es absurdo e intolerable que tales ciudadanos contribuyan a aumentar el enorme déficit de la compañía, y encima de cobrar elevadas remuneraciones , no siempre fáciles de justificar por. el servicio que prestan a la colectividad, todavía sean privilegiados en un medio de transporte que cada día se encarece para el ciudadano corriente, mal pagado muchas veces.

No sólo son funcionarios los responsables y beneficiarios de tales abusos. Lo mismo hay que decir de los miembros de órdenes religiosas, que también se benefician de tan injustas, rebajas. Se da aquí la paradoja de que estas rebajas no, aprovechan a pobres curas de pueblo, pero sí a órdenes religiosas que no tienen nada de pobres.

¿Sería mucho pedir que se suprimieran todas las rebajas y exenciones de pago de billetes que no estén justificadas por prestación efectiva de servicio en los ferrocarriles? Si no se suprimen tales privilegios -y mucho me temo no se supriman- ¿se atrevería la Renfe a publicar la lista de todos los beneficiarios de tales privilegios?Tampoco resulta extraño que la dictadura, que durante cuarenta años gobernó sólo para los ricos y para el «NO-DO», mantuviera y ampliara una situación tan abusiva injusta. Ahora que pretendemos implantar un régimen democrático, en el que debe gobernarse cara al pueblo y en el que el Estado debe de ser una casa de cristal, el privilegio, cuya supresión pido, es una ,de las muchas cosas que deben desaparecer.

Cuando un tema da mucho que hablar, lee todo lo que haya que decir.
Suscríbete aquí

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS