Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

CCOO orientará el voto de los trabajadores hacia los partidos obreros

De cara a las elecciones legislativas la Confederación Sindical de Comisiones Obreras (CSCCOO) tomará posición de cara a los programas obreros y los partidos que los defienden, sin pronunciarse por ninguno en concreto, como forma de "evitar que un Parlamento reaccionario descargue sobre los trabajadores la crísis económica y escamotee las libertades plenas, sindicales y políticas". A tal fin, desde estos momentos la CSCCOO abrirá en todo el Estado español un proceso asambleario de discusión de la forma de actuación concreta de esta central sindical ante las elecciones políticas, consideradas como un "acontecimiento de excepcional importancia para el movimiento obrero".

Las Comisiones Obreras consideran inexcusable la presencia de los trabajadores -tanto de los que están afiliados a su central sindical como de los que se mantienen al margen- no tan sólo en el proceso electoral. sino en las actuales negociaciones de la oposición política con el Gobierno.En este sentido. como ya adelantó EL PAIS en su edición del pasado día 18. CCOO -Junto con USO y UGT. al margen de la COS- estará presente en las negociaciones de la Oposición con el Gobierno para tratar los temas relativos a asuntos sindicales y socioeconómicos. «Nuestra tarea no sólo es reivindicativasino también transformadora de la sociedad. hacia un sistema socialista». explicaron los miembros del secretariado de CCOO en la reunión informativa mantenida en la tarde de ayer para presentar. junto con sus anteproyectos de estatutos y programa. la referida posición ante las elecciones legislativas.

No al pacto social

En línea con este precepto, el secretariado de CCOO señaló que el hecho de que les preocupe lo económico (en el seno de la comisión negociadora de la Oposicion. incrementada con la presencia de las tres centrales sindicales que Integran la COS se han constituido sendas ponencias para plantear temas sindicales y económicos) no supone la intención de un pacto social. «No estamos dispuestos a establecer un pacto social -dijeron- en ninguna circunstancia política: sí estamos dispuestos a la negociación de los temas económicos, para evitar que sea, como siempre el trabajador quien pague exclusivamente las consecuencias de la grave situación económica que atravesamos.»En este sentido. Comisiones Obreras Propone a las demás, centrales y a los partidos políticos la negociación de una especie de Código de Derechos del Trabajador «que no sean. cuestionados cada dos o tres meses, según lo exija la coyuntura económica y en el que. junto con los aspectos económicos sociales y políticos genéricos. se logre una subida de los salarlos más bajos: mejora de las pensiones: incremento de las subvenciones por desempleo y. en definitiva. una reconversión de la economía».

Diferentes posiciones

En cuanto a la actual situación de fuerzas en el seno de CCOO. explicaron que el problema de los minoritarios (PT y ORT, fundamentalmente) ha desaparecido con el desenganche de esta tendencia de la Confederación. Persisten las diferencias entre los unitarios (fundamentalmente MC) y el Partido Comunista dentro de CCOO. como lo reflejan las disparidades de criterios en algunos puntos de los estatutos (los unitarios sostienen la necesidad de establecer la incompatibilidad entre cargo sindical y político. frente a la postura de los comunistas que no la. consideran necesaria).La postura unitaria fue concretada por José torres al afirmar que un sindicalista no debe ostentar cargo político. ni se debe utilizar la representatividad sindical para nada ajeno a lo sindical. Julián Aríza, por el contrario, afirmó que la independencia no es un problema de íncompatibilidad, sino de actividad sindical y si «se es comunista. por muy incompatible que se sea, se seguirá siendo comúnista».

La polémica entre ambas tendencias (tendencias que, por otra parte el anteproyecto de estatutos prevé, siempre que no existan organizadas en el seno de CCOO) se amplía en la estrategia ante las elecciones. Los unitarios sostienen la necesidad de unificar el voto obrero en torno a una alianza de partidos obreros. La tendencia vinculada al Partido Comunista cree negativa la radicalización política en un frente de izquierdas, «que necesariamente generaría un bloque o alianza de la derecha y la vuelta a anteriores situaciones» y se propugna la orientación de los trabajadores hacia el voto, a los partidos obreros general sin determinar siglas- que han apoyado en sus programas al desarrollo de las Comisiones Obreras.

Según señaló Ariza en este sentido la implicación de los sindicatos en las alianzas sería negativa aun cuando será inevitable que el electorado se oriente hacia los hombres más que hacia los partidos, «dada la falta de práctica política en base a lospartidos». dada -fa falta de práctica con el consiguiente beneficio para los líderes sindicales conocidos por los trabajadores a través de su trayectoria de lucha obrera.

Preocupa el patrimonio

También fue puesta de manifiesto en la reunión informativa la preocupación de CCOO por el patrimonio sindical, en base al curso que está tomando la discusión en las Cortes de la ley que habrá de establecer la libertad sindical. En este aspecto el temor expresado por Nicolás Sartorius de que el patrimonio hoy neutralizado en la Administración Institucional de Servicios Socioprofesionales (AISS) parece discrepar el compromiso establecido en tal sentido entre las centrales sindicales y el ministro de Sindicatos para mantener intacto el referido patrimonio hasta la negociación sobre su destino y administración. una vez establecida la libertad sindical y el consiguiente reconocimiento legal de las centrales.En relación con la campaña de afiliación a la Confederación de CCOO. Francisco García Salve informó que su lanzamiento esta obteniendo resultados positivos, Como lo demuestra el que entre las dos últimas fechas computadas (8 de diciembre y 12 de enero) las trece zonas organizativas en que esta dividida la Confederación hayan afiliado a 44.000 trabajadores, totalizando en la actualidad 76.459 afiliados, de los que 20.000 pertenecen a Cataluña y 17.000 a Madrid.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 20 de enero de 1977

Más información

  • De cara a las elecciones legislativas